miércoles, 6 de octubre de 2010

J'adore BCN



¡Qué gran noche! He salido de trabajar bastante puntual, hoy no me apetecía quedarme hasta tarde. Últimamente me cuesta un poco hacer ese sacrificio porque no me siento recompensada. Bueno, ya sé que en mi trabajo todo son etapas, en mi caso, proyectos. Què li farem. Ya vendrán tiempos mejores.
Lo que decía, que al salir del trabajo, me ha dado por alargar un poco la ruta de vuelta a casa (cierto, estoy que no cago con mi moto nueva, pero es lo que hay, además, es mi vicio, así que a disfrutarlo me estoy dedicando). Total, que en lugar de hacer el camino de siempre me ha apetecido pasar por un par de tiendas a mirar unos piercings para ver si me actualizo el mío, que ya toca. Había alguno que no estaba mal, pero no me ha conquistado ninguno, así que he llegado a casa sin autoregalo. Otro día será.
Me he hecho el cafetillo de las tardes y,… me he fumado un cigarrillo (lo sé, no debería, pero creo que voy a tenerlo que dejar con ayuda del médico porque sino, soy débil, muy débil). Luego he pensado: joder, cómo tienes el piso, ya te vale. Y me he puesto de Maruja, a plegar ropa, hacer una lavadora, tender, barrer, lavar los platos, blablabla. Eso sí, amenizándolo con un poquito de música: me he puesto el último de Blind Guardian, para aprovechar y oírlo antes del concierto que tengo de aquí a un mes, claro. Así no iré tan pez.
Al cabo de no mucho rato me he cansado de perder el tiempo y he parado de limpiar. Además he recordado que, por eso mismo estoy pagando a una persona que me ayuda a tener el piso decente una vez a la semana. La mejor inversión de mi vida, me ahorra tiempo y la mala leche de tener que hacer de amita de casa, con lo que me jode.
Pues eso, que sigo al lío. Entonces me he apalancado en el sofá con el portátil, me he dedicado a mirar algún mail, chatear con un par de amigos (uno con un buen día y otro con un mal día -con razón-, pero ya ves lo que cambia un día según quién te lo cuente) y he facebookeado un poco. ¡Craso error! Hay cosas que, o no se deberían publicar, o que no se deberían ver. Miradlo como queráis. Pero jode. Eso me pasa por cotillear. Siempre me repito que no debo hacerlo, pero a veces me domina la Ana Rosa que hay en mí. No tengo remedio.
Abreviando: que me han venido unas ganas inmensas de volver a montar a mi morena y pirarme a dar vueltas sin pensar. Y así lo he hecho: primero hacia el mar, que es lo que me cae más cerca teniendo en cuenta los semáforos y me ayuda a respirar,… Dicho y hecho. ¡Bufff!, ¡qué bien se estaba! Sin gente, sin ruido, sin luces,…
Después de 5 minutos para mí (35 minutos para mi reloj) nos hemos vuelto a poner en marcha mi niña y yo. Ahora toca montaña. Pues venga, una vuelta por el Tibidabo. Joder, otra gran idea: ¡qué bonita es Barcelona de noche!
Entonces ya, para rematar, me ha apetecido hacerme la Gran Vía de cabo a rabo dándole un poquito de caña al asunto,… Y ahí ha venido lo bueno, ¡se me ha picado un Golf Mierda GTIdiota! Él solito, de golpe y porrazo se me ha medido en la salida de un semáforo a la altura de Entença, vaya tela. Pues mira, no me ha dado la gana, chulito de pacotilla. Al igual mi nena se va a dejar por un quinqui sopla gaitas, abraza farolas con coche de patatuning y los coleguitas vacilones jaleando. ¡JA! Total, que me he despedido haciéndole la señal del pajarito cuando me desviaba por Marina y lo dejaba en el semáforo con los amigotes partiéndose de la risa. Jódete, niñato, que no soy una quinceañera con un vespino rosi, tonto del culo. Aprende. Y sin pasar de 6000 rpm, niño, que estoy en rodaje. Ahora tendrás a tus ‘amigos’ metiéndose contigo hasta el infinito y más allá.
Mamba Negra 1 – JonathanNoTeVayasPaLoHondo 0.
Mira el lado positivo gilipollas: me has hecho llegar con media sonrisa a casa, recordando tu cara de incrédulo por el retrovisor. Seguro que es más de lo que conseguirás satisfacer a una mujer en toda tu vida, torpe cholaini pastillero.
En fin, que me hubiera gustado que esta noche fuera de otra forma, quizás más como podrá ser mañana (aunque nunca se sabe), pero a falta de pan, buenas son tortas. 
Cada día me gusta más mi ciudad. Te puede pasar de todo. Como a mí ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...