martes, 30 de noviembre de 2010

Mujer blanca soltera busca…

Algo. Ni mucho ni poco. Lo justo y necesario. – he pensado alguna vez.
¿Pero con eso bastaría? – me he preguntado muchas veces.
No creo. – opino algunos días. ¿Quizás los días pares?
Pse. – me auto convenzo otros días. ¿Quizás los días impares?

(En realidad estoy buscando, entre otras cosas más grandes – luego os lo cuento, supongo -, un Gelocatil o similar por los cajones del comedor, pero simulemos que es un pensamiento profundo, ¿vale? A ver qué sale.)

¡Vaya lío! Exclama siempre mi yo interior, independientemente de pares o nones. ¿Siempre es así?
¡Claro! ¡Todo el mundo quiere lo que no tiene! Las rubias quieren ser morenas (y las morenas se hacen mechas rubias); las bajas, altas (y las muy altas gustarían de reducir su estatura para no tener que ir siempre con zapatos planos porque sino no se les acerca espécimen masculino alguno); las feas, guapas (mira, esto al revés no creo q pase mucho, pero es una hipótesis sin contrastar porque no tengo ninguna amiga taaaaan tonta), uhmmm, vale, los pobres, ricos – obvio - pero los ricos, ¿pobres? ¡Anda ya! Nops. Vaya, ya no me vale la hipótesis inicial.

--- Inicio paréntesis ---

… busca, otra vez, ¡la tabla de planchar! ¿Dónde se ha metido? ¿Tiene patitas? ¿Lleva gafas? ¿Usa sombrero? Sí, damas y caballeros, por imposible que parezca, he vuelto a extraviar semejante artilugio (de tamaño Gulliveriano en comparación con el piso Liliputiense en el que juraría que estaba hasta hace 2 días). De verdad, je ne comprends pas,…

--- Fin paréntesis ---

Empecemos otra vez, hipótesis v02: ¡Vaya lío! ¿Siempre es así? ¿Todas las mujeres somos tan complicadas? Pues sí, y además, unas brujas (porque decir una putas no quedaría muy fino, ¿verdad?).
Bueno, dicho así, a palo seco, parece sacado de la típica conversación de taberna cervecera entre machos cabríos sudorosos un viernes por la tarde antes de afrontar apesadumbrados y etílicos un fructífero fin de semana de reclusión en casa por mal tiempo con sus autoritarias mujeres dominantes y sus 1’37 churrumbeles de media. Pero esa estampa no quiere decir que no sea ésta una cuestión digna de analizar, ¿no? ¿O sí?
Dicotomía mental característica de un espécimen con mi coeficiente intelectual actual, cuyo cráneo se encuentra invadido por minúsculos y viscosos seres verdes derivados de una enfermedad no erradicada aún x el ser humano. ¡Maldito catarro!

--- Inicio paréntesis ---

… a la mateixa bat-web, al mateix bat-canal, els seguirem informant sobre l’evolució de les investigacions sobre la misteriosa desaparició del post de planxar a casa de la Senyoreta Pepis,…

--- Fin paréntesis ---

Vale, último intento, hipótesis v03: ¡Vaya lío! ¿Siempre es así? ¿Todas las mujeres somos tan complicadas? Pues no, cada una es diferente (aunque yo hubiera querido una mini yo, ñeñeñe). Pero no solo hablando del sexo femenino, sino que cada ‘persona’ es un mundo. Y menuda suerte que tenemos con eso. Sino sería ‘terribly boring’, ¿no creéis? Por esas sorprendentes y distintas personalidades que quizás nos estemos perdiendo al rechazar una salida, una cena, una cerveza, un café, vale la pena intentarlo. ¡ Personas del mundo, salid a la calle y mezclaos ! (que no es lo mismo que montar una orgía en plena Plaça Catalunya, no fotem, que seguro que alguna mente calenturienta ya estaba salibando y poniéndose la chaqueta).
Aunque cabe la posibilidad de encontrarse a algún desperdicio por el camino (a lo que, patada en el culo y listos), de vez en cuando tienes la suerte de cruzarte con esas pequeñas y gratas nuevas conquistas mentales y personales que te enriquecen. Y qué bien sienta.

--- Inicio paréntesis ---

… elemental, querido Watson, sí, he mirado detrás de la puerta, dónde estaba la última vez que la perdí, pero va a ser que o se ha mimetizado con el entorno cuál camaleón con master en camuflaje urbano o que ahí no está. En fin, pues será una semana sin camisas. A saber dónde va a aparecer.

--- Fin paréntesis ---

Conclusión final: mmm, ¿ninguna? Bueno, sí, que por mucho que me enriquezcan las personas que entran y salen de mi vida, hay algo que no se me pega, no hay manera, y es que sigo siendo un desastre de ama de casa !!! Además de perder un objeto gigante en un piso enano (manda güebos), me acabo de acordar que tengo que comprar ‘papel del culo’  - como diría mi apreciadísima e imprescindible guardiana de la limpieza semanal del templo en el que habito a ratos – y que tampoco tengo nada para cenar. Odio ir al súper. Qué putada.

--- Nota al pie ---

Es lo que tiene ponerse enferma y quedarse un día entero sola en casa. Y suerte que no me vino la fiebre, porque los delirios hubieran sido épicos.


En el fondo me gusta ser complicada. Pero solo lo admito los días pares ;)

sábado, 27 de noviembre de 2010

Quiero ser Hulk !!!

Joder, si es que no puedo volver sola a casa. Es un hecho. En moto o andando siempre me pasan cosas. Y, claro, no tienen porque ser agradables. Como hoy. Hace solo unos minutos. Menuda mierda.
En principio parecía una noche tranquila, con un buen plan truncado por fuerza mayor que impedía a mi acompañante asistir conmigo a un concierto y unos nuevos planes de tranquis acompañada de 3 amigos. Una birrilla por Gracia y ya.
Total, que me visto, me maquillo un poco (por si las 'flies') y tiro para allá. Decido ir andando, por si acaso se me lía la noche y no puedo cojer la moto de la taja que llevo, claro. En fin, pues quedamos, nos vemos, cenamos, nos ponemos al día de novedades, nos tomamos una copa, hacemos unas risas y de retirada. Genial, así mañana podré hacer un par de cosas que hace varios findes que quiero hacer pero la resaca no me deja. Guay.
Caminando hacia casa, tranquilamente, con un frío de la ostia y abrigada hasta la nariz, voy tirando. Paso por un par de puticlubs. Los de toda la vida. Esos que recuerdo desde que iba al cole. En fin, parte del paisaje urbanita de los aledaños a mi piso.
Pues nada, al acercarme al tercer bar de 'mujeres que fuman y te tratan de tú' veo salir a una chica, joven, con el pelo rubio platino planchado (apuesto que sus cejas eran negras aunque no le he visto la cara), y un abrigo largo que me deja entrever una botas,... Vaya tela de botas. No tengo palabras para describirlas adecuadamente, lo siento, no me salen, había que verlas. Yo sigo andando, detrás de ella, a mi ritmo. Y veo como en la siguiente esquina, la que me queda enfrente, se para a hablar con un tío. Joven también, desaliñado, ni gordo ni flaco. No sé, un tío normal. Pues que se ponen a negociar el precio como en la boqueria, oye! Resultado: por 50 euros, 30 minutos, un completo (es que tengo un oido muy fino).
No sabía yo que este tema iba tan barato! Y mira que el chico no me ha parecido 'el típico usuario' de estos servicios que yo imaginaría, sino que más bien me ha parecido un chaval de lo más normal, vamos de los que una noche cualquiera no creo yo que necesitara pagar para echar un polvo. Pero claro, luego he pensado, coño, si esto le vale 50 euros, pues casi que le sale más barato que invitar a una chati a cenar, más copas, más disco, más hotel o taxi si alguno de los 2 tiene piso, no? Resumen: un chico práctico. Hoy se ha ahorrado tiempo y dinero, bien por él.
Sigo caminando, ya me queda poco, estoy a 2 calles. Joder, que frío, tengo ganas de llegar a mi sofá,...
Anda, tira pa dentro, zorra! Oigo de repente. Miro al frente. Justo en el chaflán hay una pareja. El tío la está zarandeando. Primero creo que ella va borracha y que él es tan majete que la está ayudando a subir al coche (una pick up roja de la hostia). Pienso que no he oído lo que creo. Sí, claro, y los elefantes vuelan. Pues no la coje por los hombros y la mete POR EL ASIENTO DEL CONDUCTOR a empujones hasta que ella se pega un cabezado con la VENTANILLA DEL COPILOTO ??? Me cago en la leche, que veo que la tía tiene el labio sangrando ! Y yo delante. Mal momento, mal sitio. Tengo el puto don de la inoportunidad. Ya me vale. Y mi piso a 25 metros.
Aminoro el paso, hago que me voy a encender un cigarro. A ver si se dan cuenta que hay alguien cerca y cortan el tema. Lo sé, menuda gilipollez, pero bueno, tenía que intentarlo. Pues no. Peor. El tío se me ha encarado del palo '¡¿y tú que miras, puta?!'. Genial. Ahora querría ser de su especie y poderle partir la cara. Directamente. Sin mediar palabra. A ostia limpia. Por hijo de puta. Si quiere repartir, que se la mida con alguien de su tamaño, so mamón. Pero no puedo. En el fondo soy mujer. Una lástima en ese momento. Hubiera disfrutado cada puñetazo y patada que le hubiera dado. Seguro.
Total, que siendo consciente de que no tengo rabo y no mido 1'90, sigo caminado, como si no lo hubiera oido. Pero claro, esto no puede quedar así. Acabo de ver como un tío cascaba a una tía. Ni hablar. Cojo el móbil: 112. Ahora se va a enterar, cabrón, además, le acabo de hacer una bonita foto a tu matrícula, mientras caminaba de espaldas y sin que tu lo vieras, imbécil. Benditas sean las nuevas tecnologías.
Resumen: los de emergencias ya habían recibido otro aviso porque se ve que la viene cascando por la calle desde el restaurante. Y en 15 segundos veo aparecer 2 coches de los mossos. Uno le bloquea la salida por delante y otro se queda justo al lado de la pick up.
A partir de aquí ya puedo contar poco porque no he querido ser tan morbosa como para quedarme a contemplarlo. Solo espero que ella haya sido lista,... Por favor,... Necesito creerlo.
Ya estoy en casa desde hace un rato y todavía veo las luces azules aquí delante, así que supongo que hay denuncia o algo. Lo deseo. Maldito cabrón.
De verdad, espero no encontrarme nunca con una situación así en mis carnes, pero si me pasa, espero que él se asegure de que yo no me levante, porque sino seré su puta peor pesadilla. Porque no me cabe en la cabeza. No lo entiendo ni lo entenderé. Y ya me lo pueden intentar explicar de mil formas distintas, que si la pasta, que si los niños, que si blablabla. No me jodas. Eso no se puede consentir.
Este tío puede dar gracias a Dios de haberse cruzado conmigo y no con mi alter ego testosterónico, porque le hubiera dado hasta en al carné de identidad. Desgraciado.
Mierda, ahora me tendré que poner alguna serie o algo porque me ha puesto de tan mala leche que no me voy a poder dormir hasta que me baje la adrenalina. Ale, a contar obejitas,...

viernes, 26 de noviembre de 2010

Queridos corazones de invierno…

¡Ya tengo a mi ‘primer seguidor’! ¡No quepo en mí de gozo! No saps com t’ho agraeixo, amic!!! Grandeee ;) ¡Va por ti, Chenoa!

Vaya, y yo que creía que no me leía ni el tato. ¡Qué gran noticia! ¡Soy famosa! ¡Viva mi ego y viva la madre que me parió! (ejem, y viva mi padre también por donar un espermatozoide ganador para una ¿buena? causa, of course, que no hay que discriminar) ¡Tengo un lector oficial! ¡Olé yo!

Vale, vale, ya paro. Solo necesitaba un momentín para autoregalarme un poco. Bueno, a decir verdad, en el fondo sabía que mis palabras no caían siempre en saco roto. Mi primer post fue comentado por un amigo y, hace un tiempo, otro amigo me dijo - tomando unas birras antes de un concierto - que ‘había aprendido algo leyendo uno de mis posts’. Y todavía no íbamos borrachos. Lo juro. Y me sentó de coña, he de reconocerlo. La verdad es que no me lo esperaba. Pero mola. No estoy sola en el ciberespacio. 

Aunque éstos fueron mis primeros lectores reconocidos, no fueron tan valientes como para ‘suscribirse’. Alguna vez también ha caído algún tímido 'Me gusta' en los enlaces que he ido publicando en el caralibro. No me sorprende, ni yo estoy segura de si sería tan intrépida como para suscribirme a este espacio rellenado por las idas de olla de una loca aporreando un teclado. Así que lo entiendo. Y os perdono ;)


Eso sí, siguiendo en mi línea - y siempre fiel a mí misma - debo aclarar, queridos lectores en la sombra y apreciadísimo primer valiente suscriptor, que se va a mantener la naturaleza intrínseca de este Blog. Me explico: lo de Tecleando Sin Razón no es un eufemismo. Vamos, que voy a seguir posteando lo que me dé la santa gana, escrito como me apetezca y cuando quiera/pueda colgarlo (gracias Orange por tus caídas del ADSL). ‘Solamente’ dependerá de mis procesos mentales paralelos, de la alineación de los planetas, de los días de la regla, de mis pocos ángeles, de mis muchos demonios, de los achaques propios de la edad y, en general o en particular, de cualquier otra jodida motita de polvo que sacuda mi vida.

Así pues, solamente quería compartir con,…’quién sea que me lea’, que me satisface enormemente (aunque no tanto como un orgasmo, claro, no exageremos) que encontréis algo de interés – por poco que sea - en mis posts poco reflexionados, completamente desestructurados y tremendamente viscerales.

Está muy bien saber que ‘hay alguien ahí’. Así que GRACIAS y, ya que estamos, DISCULPAS por lo que sea que leáis aquí y no os guste. Pero es que yo soy así y así os lo contaré, tal cual me salga. Como siempre.

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...