sábado, 27 de noviembre de 2010

Quiero ser Hulk !!!

Joder, si es que no puedo volver sola a casa. Es un hecho. En moto o andando siempre me pasan cosas. Y, claro, no tienen porque ser agradables. Como hoy. Hace solo unos minutos. Menuda mierda.
En principio parecía una noche tranquila, con un buen plan truncado por fuerza mayor que impedía a mi acompañante asistir conmigo a un concierto y unos nuevos planes de tranquis acompañada de 3 amigos. Una birrilla por Gracia y ya.
Total, que me visto, me maquillo un poco (por si las 'flies') y tiro para allá. Decido ir andando, por si acaso se me lía la noche y no puedo cojer la moto de la taja que llevo, claro. En fin, pues quedamos, nos vemos, cenamos, nos ponemos al día de novedades, nos tomamos una copa, hacemos unas risas y de retirada. Genial, así mañana podré hacer un par de cosas que hace varios findes que quiero hacer pero la resaca no me deja. Guay.
Caminando hacia casa, tranquilamente, con un frío de la ostia y abrigada hasta la nariz, voy tirando. Paso por un par de puticlubs. Los de toda la vida. Esos que recuerdo desde que iba al cole. En fin, parte del paisaje urbanita de los aledaños a mi piso.
Pues nada, al acercarme al tercer bar de 'mujeres que fuman y te tratan de tú' veo salir a una chica, joven, con el pelo rubio platino planchado (apuesto que sus cejas eran negras aunque no le he visto la cara), y un abrigo largo que me deja entrever una botas,... Vaya tela de botas. No tengo palabras para describirlas adecuadamente, lo siento, no me salen, había que verlas. Yo sigo andando, detrás de ella, a mi ritmo. Y veo como en la siguiente esquina, la que me queda enfrente, se para a hablar con un tío. Joven también, desaliñado, ni gordo ni flaco. No sé, un tío normal. Pues que se ponen a negociar el precio como en la boqueria, oye! Resultado: por 50 euros, 30 minutos, un completo (es que tengo un oido muy fino).
No sabía yo que este tema iba tan barato! Y mira que el chico no me ha parecido 'el típico usuario' de estos servicios que yo imaginaría, sino que más bien me ha parecido un chaval de lo más normal, vamos de los que una noche cualquiera no creo yo que necesitara pagar para echar un polvo. Pero claro, luego he pensado, coño, si esto le vale 50 euros, pues casi que le sale más barato que invitar a una chati a cenar, más copas, más disco, más hotel o taxi si alguno de los 2 tiene piso, no? Resumen: un chico práctico. Hoy se ha ahorrado tiempo y dinero, bien por él.
Sigo caminando, ya me queda poco, estoy a 2 calles. Joder, que frío, tengo ganas de llegar a mi sofá,...
Anda, tira pa dentro, zorra! Oigo de repente. Miro al frente. Justo en el chaflán hay una pareja. El tío la está zarandeando. Primero creo que ella va borracha y que él es tan majete que la está ayudando a subir al coche (una pick up roja de la hostia). Pienso que no he oído lo que creo. Sí, claro, y los elefantes vuelan. Pues no la coje por los hombros y la mete POR EL ASIENTO DEL CONDUCTOR a empujones hasta que ella se pega un cabezado con la VENTANILLA DEL COPILOTO ??? Me cago en la leche, que veo que la tía tiene el labio sangrando ! Y yo delante. Mal momento, mal sitio. Tengo el puto don de la inoportunidad. Ya me vale. Y mi piso a 25 metros.
Aminoro el paso, hago que me voy a encender un cigarro. A ver si se dan cuenta que hay alguien cerca y cortan el tema. Lo sé, menuda gilipollez, pero bueno, tenía que intentarlo. Pues no. Peor. El tío se me ha encarado del palo '¡¿y tú que miras, puta?!'. Genial. Ahora querría ser de su especie y poderle partir la cara. Directamente. Sin mediar palabra. A ostia limpia. Por hijo de puta. Si quiere repartir, que se la mida con alguien de su tamaño, so mamón. Pero no puedo. En el fondo soy mujer. Una lástima en ese momento. Hubiera disfrutado cada puñetazo y patada que le hubiera dado. Seguro.
Total, que siendo consciente de que no tengo rabo y no mido 1'90, sigo caminado, como si no lo hubiera oido. Pero claro, esto no puede quedar así. Acabo de ver como un tío cascaba a una tía. Ni hablar. Cojo el móbil: 112. Ahora se va a enterar, cabrón, además, le acabo de hacer una bonita foto a tu matrícula, mientras caminaba de espaldas y sin que tu lo vieras, imbécil. Benditas sean las nuevas tecnologías.
Resumen: los de emergencias ya habían recibido otro aviso porque se ve que la viene cascando por la calle desde el restaurante. Y en 15 segundos veo aparecer 2 coches de los mossos. Uno le bloquea la salida por delante y otro se queda justo al lado de la pick up.
A partir de aquí ya puedo contar poco porque no he querido ser tan morbosa como para quedarme a contemplarlo. Solo espero que ella haya sido lista,... Por favor,... Necesito creerlo.
Ya estoy en casa desde hace un rato y todavía veo las luces azules aquí delante, así que supongo que hay denuncia o algo. Lo deseo. Maldito cabrón.
De verdad, espero no encontrarme nunca con una situación así en mis carnes, pero si me pasa, espero que él se asegure de que yo no me levante, porque sino seré su puta peor pesadilla. Porque no me cabe en la cabeza. No lo entiendo ni lo entenderé. Y ya me lo pueden intentar explicar de mil formas distintas, que si la pasta, que si los niños, que si blablabla. No me jodas. Eso no se puede consentir.
Este tío puede dar gracias a Dios de haberse cruzado conmigo y no con mi alter ego testosterónico, porque le hubiera dado hasta en al carné de identidad. Desgraciado.
Mierda, ahora me tendré que poner alguna serie o algo porque me ha puesto de tan mala leche que no me voy a poder dormir hasta que me baje la adrenalina. Ale, a contar obejitas,...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...