miércoles, 15 de diciembre de 2010

Que venga Iker Jiménez y lo vea

Sí, sí, como suena. Necesito que venga a mi mini-piso el equipo de Cuarto Milenio a investigar una serie de fenómenos paranormales que se vienen produciendo de un tiempo atrás. Bueno, y ya de paso, que cuando me hagan el reportaje que vengan también los Cazafantasmas y me hagan un poquito de limpieza de entes extraños y otras pelusas que corren por el pasillo. Si hace falta, haré café y eso. Para amenizar. 

Mi intención era escribirles un e-mail con algunos detalles para que traigan el equipo que crean necesario, me explico: 

  • Dentro de la lavadora hay un ser que se zampa mis calcetines. Y encima es un tipo fino porque selecciona uno de cada, nunca de par en par. Please, mandadlo al Bulli de Calzedonialandia en algún universo paralelo. Que se ponga las botas y me deje en paz, que ya he tenido que ir con un pie de cada color por su culpa. 
  • En la nevera pasa algo raro cada vez que me voy de casa, porque cuando la vuelvo a abrir nunca está lo que creía que había. Sobretodo me pasa con el chocolate, así que habría que buscar a un bicho gordo y con granos. Éste será fácil de localizar, digo yo. Ponedlo perpetuamente con la dieta de la alcachofa. 
  • Debajo de la cama a veces aparecen y desaparecen cosas. Sospecho que debe haber una puerta al más allá o algo así. Cerradla con llave, cerrojo, candado y silicona. Estoy harta de sorpresas. 
  • También me ronda un cleptómano cabrón, que me quita las cosas y/o me las cambia de sitio. Hay que cortarle las manos, dedo a dedo, uña a uña. Quiero hacerme un collar con sus falanges, falanginas y falangetas. 
  • En el armario de la ropa hay un simpático que se dedica a esconderme las prendas que me quiero poner. Debe leer la mente también, así que ojito porque os verá venir. ¿Podéis pedirle a Yola Berrocal que os ayude? Creo que no lee las mentes en blanco. 
  • ¿Y qué me decís del poltergeist de la tele? El muy idiota me fastidia las mejores escenas de las pelis haciendo que falle la TDT e incluso me quita el volumen cuando quiero escuchar el tiempo. ¡Es indignante! A este habrá que castigarlo a leer 3 libros al día. Empezando por las novelas de Corín Tellado. Toma. 
  • ¡Ah! Y no me quiero dejar al burlón. Ese que se mete en el espejo y hace que mi cara parezca la de un zombie cuando me estoy lavando los dientes. ¡Bufff! Éste me cae especialmente mal porque además puede tele transportarse de un espejo a otro y así hace que mi culo parezca una plaza de toros cuando me pruebo ropa ajustada. Si podéis, matadlo lentamente. Que sufra. 
  • Nota importante: El del teléfono y el ADSL es colega. A éste lo conozco, se llama Orange. Lo tengo controlao y lo voy fusilando a incidencias regularmente. Así que no os molestéis que de este me encargo yo. 
Vale, juraría que no me dejo nada. Ya he dicho que vivo en un zulo, así que creo que conviviendo con todas estas presencias extrañas ya no cabe ni un alfiler. Estoy por negociar con ellos algún tipo de subalquiler. 

En fin, ya veis que será una experiencia entretenida y que, verdaderamente, necesito vuestra ayuda de forma urgente. S.O.S.

3 comentarios:

  1. ¡Hostia puta! ¡Y yo pensaba que estaba como una regaera! Mal de muchos...

    Me alegro de haber pasado por aquí. Ya nos veremos.

    ResponderEliminar
  2. Entretenida entrada entre tanto estrépito internetil. Intrépida eres para intrincarte en esos lugares. Beso.

    ResponderEliminar
  3. Atreides, entre tanta 'T' te he leído, pero contestarte no he podido. Otro día ponte url, amigo ;)

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...