viernes, 7 de enero de 2011

Necesito un bolso más grande

Esta mañana me he dado cuenta de que ya no me caben en el bolso todos los elementos imprescindibles para pasar un día entero en esta ciudad y sobrevivir a él (y porque creo en Murphy de todas, todas):

  • Llaves: las de mi piso, las de la moto, las de la oficina, las de mi corazón y las de Mi Diario de la 1ª comunión.
  • Las gafas de sol: porque soy una vampiresa y si veo el sol me derrito.
  • El monedero: con tropocientas moneditas para los parkings, zonas azules, verdes o a topos. También llevo billetes para los excesos de velocidad o las multas por aparcar indebidamente, of course.
  • El tarjetero: para las tarjetas de crédito, la del videoclub, la del Corte Inglés, la de Zara, H&M, Mango, Misako, Benetton, Massimo Dutti, Etxart&Panno y el colmado de la esquina, la de socia del karting, la del Club Ducati, la del Club Nokia, la del Club de los Poetas Muertos, la del Club de la Lucha, las de visita personales, las de visita del trabajo, las de visitas alienígenas, el calendario de bolsillo que me regalaron en el súper, el calendario de los bomberos,… en fin, para todo lo demás, MasterCard.
  • El móvil: porque ya no sé vivir sin él. Además ahora tengo Güiquipedia, Gúguel Maps, el tiempo, Feisbuc y RedTube. Vamos, como el aire para respirar. Yo le dedicaría un ‘tu me completas’ como en Jerry Maguire.
  • El tabaco y los mecheros (varios): porque hay mucho ladronzuelo suelto, sobretodo mis amigos. Además, por si me pide fuego el ‘Borja Mari’ de mi vida y me prejubila, también llevo una cajita de cerillas. Que nunca me falte llama, por favor.
  • Una copia de la ley  Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco (ya podéis respirar). Por si alguien me toca los ovarios sin razón, poderle hacer un ¡Zas! en toa la boca.
  • Los condones: en cajita (para evitar accidentes) pack de 3, porque, en este caso, nunca son multitud. Más vale que sobre que no que falte.
  • El kit de maquillaje básico universal: porque una ya tiene esa edad en la que el antiojeras es un 'must' pero todavía no tiramos del Titanlux con brocha gorda. Tiempo al tiempo.
  • La crema hidratante: una para la cara, otra para el cuerpo y otra para las manos. Cada oveja con su pareja.
  • La pinza quitaPelosUnoAUno: para momentos importantes y pelos inoportunos. Nunca se sabe. También sirve para quitar tarjetas encalladas en la ranura de un cajero, por ejemplo.
  • Pintauñas oscuro: para unas manos perfectas y,… para marcar el STOP a las carreras en las medias (uno de estos conocimientos ancestrales de nuestras abuelas, heredado de generación en generación).
  • Los tampax: para mí y/o para mis amigas. Porque siempre hay alguna que no lleva. Las compresas - aladas o terrenales - pasaron a la historia y todavía no necesitamos Teena Lady para las pérdidas de orina. Al menos de momento. Todo llegará.
  • Los kleenex: para cuando lloras de risa y se te corre el rímel, o de pena y se te corre el rímel, o no hay papel en el baño de la disco (lleves rímel o no), vamos con utilidades mil.
  • El cepillo del pelo plegable: porque entre el viento, el casco y demás inclemencias, mi melena se lía como Marisa Naranjo en las campanadas del ’89.
  • La linterna a dinamo (sin pilas, qué liSHta que soy, primo LaRy): es que, desde que ví [Rec], me cago patas pabajo cada vez que en mi escalera se va la luz, oye, no sea que me estén esperando los zombies, muertos de hambre, en el siguiente rellano.
  • Un bote de spray antiviolador: ilegal, lo sé, pero si salva mi virginidad, la verdad, es que me da igual. Aunque éste sí que espero no usarlo nunca, con lo que me gusta a mí estrenar cosas, mira, haría una excepción.



Y ahora, la pregunta que me asalta es ¿cómo demonios se lo montan los hombres? 

3 comentarios:

  1. Más o menos, no todos iguales:
    Llaves.- Una del portal y otra del piso. Aunque tenga siete cerraduras solo echamos una. El corazón esta abierto a cualquiera solo tienes que llamar. Y usamos blogs en vez de diario de 1 comunión.
    Gafas.- Imprescindibles tambien para mi. A la cabeza o al jersey, si después se rallan... una pena. Otros cristales.
    Tarjetas.- Una visa y ya está. Estas en la base de datos de la mayoría, te aplican los descuentos solo con dar tu DNI.
    Móvil.- Otro imprescindible, te ahorras la linterna, el espejo pequeño para verte, puedes llevar la ley en pdf o buscarla en el google. Si tiene mechero... ¡la hostia!Pero aún no he visto ninguno.
    Condones.- Con uno nos sobra. Despues... si te he visto no me acuerdo.
    El tema maquillaje, y accesorios varios, nos lo eliminamos con un poquito de agua y un pañuelo de tela.
    Para eso con dos bolsillos, nos vale. Además siempre hay una tía cerca con un bolso tamaño petate militar que se empeña en guardarnos las cosas.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, ciertamente, es otra forma de verlo!

    ResponderEliminar
  3. por dios charlotte!!!! y yo pensaba que mi bolso estaba lleno de trastos!

    Siempre digo que cuando mas grande es el espacio, mas cosas innecesarias acumulas. Solución? lleva un bolso enano.

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...