lunes, 28 de febrero de 2011

Semana blanca

¡ No entiendo porqué mis padres no pagan los - sólo - 650 euros que cuestan mis chachis - sólo - 5 días en la nieve todo incluído !



sábado, 26 de febrero de 2011

¡Alto o mi madre dispara!

Viernes. Una semana con un poco de todo: bueno, malo, peor y buenísimo. 

Mi madre me ha llamado hoy para decirme que, si no tenía planes por la tarde, a ella la habían invitado a la inauguración de una tienda de ropa de una amiga y que le hacía gracia ir conmigo.

Dado que no soy una hija 'al uso' y normalmente no ejerzo el típico papel que se esperaría de mí en este aspecto, he decidido decirle que sí, para variar.

A las 19.35h me ha picado al interfono. Bajo. Vamos caminando hacia la tienda. 

- Está en el cruce de Tal con Pascual - me dice. 

Mientras paseamos hacia nuestro destino, me va interrogando: y qué tal esto, y cómo va aquello, y que hiciste ayer, y antes de ayer, y el otro, y que vas a hacer este finde y el siguiente y el de más allá.

Y yo contestando a lo que me daba la gana, como siempre. Sin mentiras pero tampoco con todas las verdades. Lo justo y necesario para tener a mamá tranquila,...

Llegamos al cruce. Miro a derecha, izquierda, al frente,... Nada. Una frutería, un banco, una peluquería, un portal particular. Ni rastro de la tienda de las narices.

Mi madre, ojo avizor ella para estas cosas, divisa (no justamente en la esquina) un fabuloso y esperpéntico cartel ROSA y me dice: ¿a que va a ser eso?

Mierda, pienso, sabía yo que no era buena idea. En fin, total, si hay que ir se va, pero ir pa ná es tontería. 

Y nos acercamos. Efectiviwonder, ESO era la tienda. Entramos:

- Hola, Fulanita ! 
- Hola, qué tal ! Gracias, gracias, gracias por venir!
- Bien mira, te presento a mi hija.
- Ay! Qué bien, por fin te conozco!

A saber qué coño contará mi madre de mí para que me digan eso SIEMPRE.

- Vaya, qué hija tan guapa! Uis, os parecéis mucho!

Por un momento me veo aguantando los tirones de mofletes de antaño, no te fastidia.

- Y cuántos años tienes? venti qué?
- No, 'taytantos'.
- Vaya, pues pareces más joven y tu madre también para tener una hija tan mayor ya!

(¡Mamá, me quiero iiiiiiiiiiiiiiiiiiir! ¿A qué me tiro al suelo y pataleooo? Por favor,...)

Pero sonrío. Y sonrío. Me duele la cara de tanto sonreir. 

Me ha presentado a la dueña, a la madre de la dueña, al hermano de la dueña, a las primas, a las amigas, a las sobrinas y hasta al perro. A éste no le he sonreído. Hay que economizar.

No sé cómo ponerme, ni dónde ponerme, ni con quién hablar. Entonces lo veo claro: el perro es mío. Y ahí me pongo. A juguetear con el perro, porque los humanos de esta fiesta no me dicen 'ni fú ni fá'.

¿Pero qué demonios hago yo aquí? Tener madre para esto. Si lo sé, nazco por generación espontánea.

Mierda, la dueña del perro se va. Era la prima o la cuñada o la amiga o la hermana de la dueña. A saber.

Vaya, ¿y ahora qué?

Me acerco a mi madre. La miro, me mira. Estoy a  punto de ponerle una cara de las mías cuando aparece la salvación: una tipa de unos cuarenta y laaargos o cincuenta y pocos por la puerta. Vestida con un traje chaqueta de imitación de piel de serpiente verde-azulado brillante, como de charol. Vamos, como para no verla entrar. ¡Juas!

¿Y ha ido así por la calle? me pregunto. ¡Con un par! Bien, al menos ya hay otro bicho raro en esta party. 

Me la presentan. Alena (ahora ya conozco a 2, fíjate tú, cosas de la vida). Rusa. Operadísima y estiradísima. Pero muy guapa. Alta. Delgada. Anémica fijo. Pelazo moreno lacio con raya en medio. Cejas con 4 pelos y pintadas debajo o encima, no sé, quedaba mal fijarse tanto. Uñas de manicura extrapostizas y horteras. Vamos, un cuadro muy llamativo.

Se pasea sacando una cabeza a cualquiera de los que saluda y mi madre tarda cero coma en ponerme al día: divorciada y con 2 hijos, pija y pastosa. Empresaria por afición. Vamos, lo que yo quiero ser de mayor.

Acaba la ronda de besos y vuelve a donde estoy yo (siempre cerca de la puerta, no sea que me dé por huir corriendo). Vaya, creo que hemos conectado. Es lo que tienen las notas discordantes. Me quedo a su lado. Ya no me siento tan extraña. Ahora la miran y la estudian más a ella que a mí, jejeje.

Empezamos a charlar, que si tú quién eres, de qué conoces a la dueña, y todo eso. Nos sirven una copa de cava y nos ofrecen una bandeja con canapés. 

- Es que no como carne - suelta la muy vegetariana.
- Pues no sabes lo que te pierdes - se me escapa (inevitable para mi mente sucia)

Y nos reímos. Aunque no sé si estábamos pensando en lo mismo.

¡Flash! En ese momento me deslumbra una luz. Ya está, mi madre está armada y es peligrosa: le han dejado la cámara de fotos. 

Dior, perdónalos porque no saben lo que hacen.

Y, sin ton ni son, me suelta la rusa: oye, me gustas, ¿te apetece venirte mañana por la noche a la inauguración de un local de unos amigos por la zona alta de Barcelona?

¡Zas! Toma ya. Eso es ir al grano y lo demás son tonterías. ¡Cuánto me queda por aprender!

Y le digo: vaya, es que ya tengo planes (mentira, pero esa invitación me ha sonado a 'mis amigos quieren carne fresca' y, lo siento nena, pero yo no soy presa fácil)

¡Flash! Otra foto. Es que mi madre tiene el don de la oportunidad.

Ahora tengo la tarjeta de la rusa y una invitación para irme con ella 'de farra' una noche cuando me vaya bien.

Algún día lo haré. Creo que puede ser digno de vivir.


miércoles, 23 de febrero de 2011

Avergonzada

Seguro que no me equivoco, 
si a los óleo-petro-dólares rezo,
para que arreglen el entuerto
que se ha liado poco a poco:

Libia
Egipto
Túnez
Jordania
Mauritania
Bahrain
Yemen
Omán

Para el resto de salvajadas,
señores, pónganse a la cola ;
porque ustedes no tienen nada
de lo que al 1er mundo le mola:

Albania
Colombia
Franja de Gaza
Tailandia
Corea 
Argelia
Chad
Sudán
Sáhara Occidental
Congo
Somalia
Uganda

Ah! Y mención especial debe tener
la antigua Birmania (ahora Myanmar), 
que 61 largos años lleva ya,
en una brutal guerra olvidada.


Recuerdo Iraq o Kuwait.
¿Y si no hubieran tenido petróleo?
Recuerdo Yugoslavia.
¿Y si hubiera tenido petróleo?

Y qué más da, ¿verdad?

Solo tenemos que cambiar de destino de vacaciones.
Manda cojones.


Os recuerdo que no hace tanto, 
tuvimos un gran amago de infarto,
los ninjas nos atacaron,
¿quién nos hubiera ayudado?


martes, 22 de febrero de 2011

Viva mi banco y viva yo

Viva mi banco.

Hoy me ha llegado esta fantástica y breve carta de la Entidad en la que guardo como oro en paño mis pocos dineritos y mi gran hipoteca:

---
Querida Charlotte, has sido premiada con esta práctica bolsa isotérmica, de edición limitada:



Solamente tienes que confirmar que deseas pasar a recojerla por tu oficina habitual para proceder a realizar el pedido que tendrás disponible en un plazo máximo de 10 días.

Firmado la Entidad.

---

Y claro, incrédula de mí, he pensado en lo que me decían de pequeña: 'nadie regala duros a 4 pesetas'. Así que, con mi suspicacia habitual, me he metido en interné para ver de qué iba el tema:

---
Promoción: Bolsa isotérmica para alimentos de regalo si durante los meses de diciembre de 2010 y enero de 2011 las compras realizadas con las tarjetas de crédito de la Entidad llegan a un importe de 1.200 euros.
---

Efectivamente, estas navidades se me ha ido la olla. Mi recompensa: una puta bolsa de plástico.

Viva yo.

Cagontó.

lunes, 21 de febrero de 2011

viernes, 18 de febrero de 2011

Bocazas

Lamentablemente, el mundo está lleno de ell@s:


Eso sí, si de verdad supieran más de mí,... ¡ HABLARÍAN MUCHO PEOR !

jueves, 17 de febrero de 2011

Piropo

Salgo del trabajo. Mierda, llueve bastante. Nada, pues a mojarse porque no he cojido el equipo de lluvia. En fin.

Semáforo en rojo. Me estoy mojando.

(Quiero llegar a casa, por favor, ponte verde yaaaaaaaa,...)

Brrrrrummmm, brrrrrrrummmmmmm - me vacila el motorista de al lado.

(Paso.)

Brrrrrummmm, brrrrrrrummmmmmm - insiste.

(Que paso,... Pesaooo.)

Brrrrrummmm, brrrrrrrummmmmmm - y sigue el muy capullo.

(Vaaaaaale,... ¿Quieres jugar? Pues juguemos. Le miro.)

Se abre la visera y me dice: ¡oye, tía! ¿sabes que a tu moto le queda muy bien tu culo?

(Cagada pastorets, chaval.)

Le contesto: ¿ah, sí? (sonrisa) ¿sabes que a tu cara también?

(Verde. Por fin.)


(Qué largos son los semáforos de esta santa ciudad.)

miércoles, 16 de febrero de 2011

La sonrisa extraviada

Susurro Kane tenía un gato. Erredos. Negro azabache, de pelo largo, nariz muy chata y ojos brillantes. De carácter arisco e independiente. Hacían una buena pareja. Se parecían. Al caer la noche paseaban juntos por la ciudad.

Una mañana de abril, Susurro despertó con los primeros rayos de sol que entraron por su ventana. Era temprano. Tenía una resaca de mil demonios. La noche anterior había salido a beber. Sola, en la barra de un bar. Se le habían acercado un par de hombres. Siempre le pasaba lo mismo. Solo era cuestión de los 15 primeros segundos y se marchaban con el rabo entre las piernas. Que una chica esté sola no significa que quiera compañía. Y ella sabía ser muy borde cuando se lo proponía.

Erredos, inmóvil en la esquina más oscura de la habitación la contemplaba mientras ella se desperezaba enredándose entre las sábanas y perdiéndose cinco minutos más, solo cinco minutos más,… Y así pasaron las horas. Tic, tac, tic tac. Hacía mucho que no soñaba, aunque su cabeza no parara de pensar en historias, de imaginar leyendas, de crear mundos.

Y volvió a oscurecer. Cayó la luna. Cuarto menguante. Igual que la habitación. Cada vez más pequeña. Tenía que salir de allí.

En su infancia había deambulado de orfanato en orfanato, de familia en familia. Sintiendo que nunca encajaba. Siempre incomprendida y permanentemente castigada dentro de un armario. Por eso siempre hablaba con un fino hilo de voz; por eso la llamaban Susurro; por eso no soportaba los sitios cerrados. Tenía que salir de allí. Tenía que salir de allí. Tenía que salir de allí.

Débilmente, y todavía azotada por un sinfín de tambores repicando en sus sienes en estéreo, Susurro se levantó y se dirigió hacia la puerta. Una brisa suave la siguió haciendo bailar a las llaves colgadas en la pared.

Era una chica triste, solitaria, sin amigos. Solamente tenía a Erredos de compañía. Suficiente. Su ciudad estaba llena de gente, pero apenas había personas. Todo era ruido y prisas. Ella odiaba el bullicio. Por eso vivía en las afueras, al lado del cementerio. Por eso estudiaba por Internet y trabajaba desde casa. Por eso apreciaba sus caminatas nocturnas entre los muertos.

El gato oyó el suave tintineo del metal del llavero y, con un grácil salto, bajó de la cómoda para contonearse elegantemente por el pasillo de aquél viejo piso alquilado y decrépito en el que le había metido su dueña. Y la esperó en la puerta.

Salieron los dos sin rumbo. Como cada noche. Como siempre.

El diminuto arroyo que cruzaba el cementerio se oía de fondo. Caía el agua entre las piedras del camino que a lo lejos se perdía entre las ramas de los pinos invasores y las espesas zarzas que parecían crecer a cada segundo.

De día era un camposanto precioso. Se dibujaba por la ladera de la montaña vestido de un verde cálido y radiante, en contraste con las frías salpicaduras de piedra y mármol que eran las tumbas.

Erredos jugueteaba con todo lo que encontraba a su paso en el camino. Susurro le seguía con su lánguido caminar. Sin ninguna prisa. Sin ningún destino.

Llegaron a la zona más alta. En ella se alzaba majestuoso un gran panteón mortuorio. De una de esas familias adineradas de tradición centenaria. Con una gran reja negra y un arcángel guerrero blandiendo su espada apuntando hacia el cielo y mirando con ojos de furia a lo lejos.

Y allí se sentó. En la fría piedra de los escalones que daban paso a la gran sala que podía imaginarse en el interior. Erredos se sentó a su lado, extrañamente dócil.

Y vieron, justo enfrente del monumento póstumo a la codicia en el que estaban aposentados, una pequeña cruz hecha con maderos viejos atados con un trozo de cuerda deshilachada. De ella colgaba un cartel de cartón, cuyas letras apenas se distinguían tras haber sido borradas por la última tormenta. Pero vagamente aún podía entre leerse algo: 

Su…ur…o  Ka…e

Y, por primera vez en su vida, sonrió,… mientras se deslizaba por su mejilla una lágrima de paz.

martes, 15 de febrero de 2011

¿Quieres rollo?

Hoy me han hecho recordar mi adolescencia y me he dado cuenta de que algunas cosas cambian, y de qué manera,…

En aquella época, en las discotecas ponían 5 canciones lentas, sobre las 21h, para que los chicos nos pidieran a las chicas para bailar y nos arrimáramos un poco. Bajaban las luces, te ponías en un lado, en corrillo con todas tus más mejores amigas,… Y, en mi caso, iban sacando a todas mis amigas, hasta que yo, viendo el percal, decidía irme al baño hasta que acabaran las jodidas baladas de los cojones.

En aquella época, los viernes por la tarde íbamos a Studio 54 porque era para mayores de 14 años y me bebía un ‘San Francisco sin alcohol, por favor’ mientras bailaba cosas como ésta, o ésta, o,… vale ya, que me da vergüenza. Tela, lo que bailaba yo. Quién me ha visto y quién me ve. Vaya cambio.

En aquella época, los porteros de las discotecas, me pedían el carné. Eso ya hace mucho que no me pasa. O, en todo caso, ahora me lo pide la urbana.

El cortejo del pavo real de los machitos adolescentes incluía que te invitaran al Kentucky Fried Chicken, porque la semanada de papá no daba para más, pobretes. Ahora se llevan los Kebaps pagando a medias, si el susodicho lleva pasta, claro. Sino, ¡ay! Es que no llevo, pero te lo debo, ¿eh? Sí claro, claro. Dinero a fondo perdido, nenas.

En aquella época,…
-          Si llevabas tonteando un tiempo con el mismo chico, y era un buen chaval, le tocaba decirte algo así como : ‘¿quieres salir conmigo?’ A lo que, una chica tan pura casta y decente como yo contestaba: ‘¿a dónde? ¿a la calle a pegarnos?’ Y,… ya no quería salir conmigo.
-          En cambio, si era uno de esos chicos duros malosos te soltaba directamente un ‘¿Quieres rollo?’ Cuya respuesta acostumbraba a ser un: '¿Scottex?' Y,… ya no quería rollo conmigo.
-          O, para los más ocurrentes, que te soltaban aquél ‘¿Perdona, te conozco?’ Yo siempre tenía mi mejor sonrisa jadeputa acompañada del ‘No, ni vas a hacerlo.’ Y,… ya no quería conocerme.
-          Y el colmo era para los clásicos '¿Cómo te llamas?' Paco. Y,… punto.

Demasiado fácil.

En fin, que no sé por qué no me comía un rosco,… ¡si yo lo contestaba todo en aquella época!

Ahora,… soy mucho peor.


lunes, 14 de febrero de 2011

14 - F

No lo sabía. Qué bueno. Esto sí que merece la pena celebrarlo:

 " El 14 febrero es el Día Europeo de la Salud Sexual "

Ale, pues que paséis un gran día. ¡ A disfrutarlo !

Eso sí, ojito con la cara que ponéis,...

 [Este post ha sido programado y se autodestruirá en 5, 4, 3,... ñeñeñeeeee ]


viernes, 11 de febrero de 2011

El mono

Hace 5 eternos días, empecé más chula que un ocho.

Pero enseguida me cambiaron los ánimos.

Y sólo pensaba en fumar.

Vamos, con un monazo que ni King Kong.
Buah, hubiera matado por un cigarro.
Pero no me ha dado la gana.

Resumen: es un rollo,...

Un jueves cualquiera

No he tenido muy buena semana y hoy he quedado con mi amiga Rubia Afro para tomar una cerve por la tarde y contarnos nuestras cosas. Vamos, la típica puesta al día entre viejas amigas.

Total, que quedamos sobre las 19h, en un bar cerca de su casa. Es que ella es comodona,...

Nos pedimos, la Rubia Afro una copa de cava y yo un vermouth negro. Es que llevo la moto y no quiero pedirme un cubata,...

Dicho y hecho. Nos lo sirven.

Empezamos con nuestras hisorias personales. Buah, tía, ¿te conté aquello? Ostras, pues no, ¿y yo esto?

Blablabla,...

A nuestro rollo, como siempre. La Rubia Afro y yo siempre vamos a nuestra bola.

Total, que estamos hablando de nuestras cosas y se acerca un tío,... Le toca el hombro a ELLA (menosmal, porque era feo como un aborto de berberecho o peor) y nos dice: perdonad guapas, pero que sepáis que esta ronda la tenéis pagada,....

Y se dirige hacia la puerta, mirándonos con una sonrisa en la cara.

Nosotras, cuál dos pavas chiripitifláuticas, le correspondemos el gesto con cara de gilipollas. Qué menos, nos ha pagado una copa.

El tipo, sale por la puerta.

Charlotte todavía falsamente sonriente: oye, Rubia Afro, lo conoces?
Rubia Afro siguendo falsamente sonriente: pues no
Charlotte realmente sonriente: ah, no?
Rubia Afro: no, me suena de algo, quizás, pero no sé quién es.

Copa 1 y partida de risa. Gratis.

Seguimos charlando de nuestros temas. Pedimos la 2a ronda.

Se apunta una amiga de Rubia Afro que conozco. Es muy maja, continuamos los cotilleos.

Se acerca otro tío, distinto al de antes, y nos dice a las 3: chicas, tenéis una ronda pagada.

Rubia Afro y yo decimos a la vez: ya, gracias.

Y el tipo 2 se va, con su traje de pijo rematao. Este no era un aborto de Yupi, pero tenía pinta de PPero, que viene a ser lo mismo.

Entonces, las 2 caemos en preguntar al camarero: oye, se refería a la ronda de antes, no?

Camarero: no, no, es que os paga esta otra.

Rubia Afro, yo y amiga: jajajajaja

Ronda 2 gratis.

Seguimos hablando. Es lo que tenemos las chicas. Que no sólo hablamos de fútbol y sexo, así que podemos charlar mucho rato con temática variada. Pedimos ronda 3.

Nos tomamos las copas y Rubia Afro debe ir a trabajar. La Amiga y yo nos quedamos un rato más.

Al ir a pagar la 3a ronda, el Camarero nos dice que le demos 5 euros por las 3 copas, ya que llevamos invitadas toda la tarde y él no quiere ser menos.

Ronda 3, casi gratis. La Rubia Afro ha pagado 'la voluntad'.

Amiga y yo nos estamos un ratillo de 'hace cuánto tiempo que no coincidíamos' y nos acabamos la copa. Vamos caminando hacia el pub dónde acaba de entrar a trabajar Rubia Afro de camarera.

No hay ni DioR. Ni el jefe. Nos ponemos unas copas.

Ronda 4. Gratis.

Encima, resulta que hay una fiesta funky (¿qué coño hago yo aquí?) y los que tocan se han currado unas tortillas de patata y de calabacín con pan con tomate.

Cena gratis.

Seguimos a nuestros menesteres rollo Maria Teresa Campos. Empieza a venir gente y llenan el local. Nosotras a lo nuestro.

Me acabo la copa y digo que me voy. Es jueves. Mi conciencia me reclama que mañana hay que ir a trabajar en condiciones.

Nada, me despisto un segundo y Rubia Afro ya me ha servido otra copa.

Ronda 5. Gratis.

Resumiendo: mañana tendré resaca. Pero me lo he pasado genial y no me he gastado ni un duro. Menuda carajaaaaa (¡perdón por las faltas de ortografía!)

¡Olé!¡Olé! y ¡Olé!

¡Y mañana es viernes !

^_^

miércoles, 9 de febrero de 2011

Hasta el Moño con C

Pues sí. 

Estoy hasta el moño de no usar la cabeza en mi trabajo. Llevo un par de meses como una linda gatita cuando en realidad soy una rottweiller. Una perra de presa a quién le exhaspera profundamente la inactividad o el 'estar a la espera de acontecimientos'. Quiero que me suelten la correa y poder hacer mi trabajo como sé hacerlo. Necesito acción.

Estoy hasta el moño de inflarme a infusiones para intentar no ponerme como una ballena ahora que llevo 3 interminables días sin fumar. Y se supone que mi esperanza de vida rondará los 81 años. Qué putada. Lo que me queda de mono. The neverending story.

Estoy hasta el moño de no encontrar nunca el momento para comprarme un sofá más pequeño y renovar la cama. Mi piso ganaría, por lo menos, por lo menos, 2 metros. Y ya podría llamarlo PI-SO en lugar de solo PI. De hecho, me parecería una mansión. Nota mental: tengo que engañar a algún amigo con coche para ir al Ikea.

Estoy hasta el moño de que las cosas siempre se compliquen. Murphy la tiene tomada conmigo porque la raza humana no puede ser tan complicada. Puedo saltar o rodear la piedra, joder, no tengo porqué estármela tragando cada dos por tres. Mmm, creo que tengo que relacionarme más con los Vulcanianos. A ver si con lógica es todo más sencillo. 

Estoy hasta el moño de no ver el camino que quiero seguir. Hasta no hace mucho lo tenía claro. Mi sino era dominar el mundo. Un objetivo claro y conciso. Ahora resulta que las paso canutas para conseguir que mi bonsái me haga caso y no se muera. Se llama BOB,... 2. 

Estoy hasta el moño de hacer muchas cosas pero tener la sensación de no avanzar. Sé que es un compendio de temas que se me han juntado, que todo pasa, que son épocas. Pero me cuesta quedarme sentada sin hacer nada y ver la vida pasar. Eso no va conmigo. Es tiempo perdido. Y yo no pierdo el tiempo, lo consumo, lo exprimo, lo vivo. O lo mato a cañonazos.

Estoy hasta el coño de estar hasta el moño. ¡Uis! ¿Lo he dicho en voz alta?


¡¡¡ Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhgggggggggggggggggggggggggg !!!

Stop. Mañana será otro día. Stop.

martes, 8 de febrero de 2011

Buenos días

[Llego a la oficina. Momento cero.]

Jefe: Buenos días Charlotte.
Yo: Buenos días Jefe.
Jefe: Uy, ¿te encuentras bien? Haces mala cara,...
Yo: Uhmmm, sí,... es que llegaba justa y no me ha dado tiempo a maquillarme,...

[Nota mental para el próximo día que vaya con prisas: no quitarme el casco hasta llegar a zona segura. O sea, ir directa a la toilette a 'empolvarme la nariz'.]


Sólo me hubiera faltado aquello de ¿estás embarazada? No, es que he desayunado fabada.

Adelantándome a San Valentín


Es que yo soy más de Sant Jordi.
Y, últimamente,... ni eso.
Me declaro anti-todo.
O sea, pro-nada.

lunes, 7 de febrero de 2011

2 = 1

A veces, resulta más sencillo desarrollar un teorema matemático,... 

... que demostrar algunos sentimientos,...

... porque todo es relativo,...

... hasta el absurdo.


viernes, 4 de febrero de 2011

Pensamientos impuros

Sí, hoy he tenido muchos de esos. Y no porque sea viernes y me esté relamiendo con la calçotada que tengo mañana, o el concierto con mis amigos, nooooo. Es porque llevo toda la mañana encerrada en mi mini-piso de pin y pon invadida por unos paletas que pretenden destrozarme la cocina para buscar una fuga en un bajante. ¿Mola eh?

Pues eso, que llevan toda la santa mañana, porque claro, entre 3 tíos no deben sumar ni media neurona, me explico,...

Han llegado a eso de las 9h (¡milagro!¡milagro!) y me han pillado recién levantada, en pijama y sin haberme tomado el cortadito. Así que les he mandado a paseo porque no era la hora convenida –habíamos quedado a las 10h- y porque yo no era persona. Me han dicho que no pasaba nada y que se iban a desayunar, que en un cuarto de hora volvían.

A las 10.25h (lo que viene a ser un cuarto de hora en Plutón) han vuelto. Yo ya me había adecentado, me había tomado el café y ya empezaba a ser persona.

Y uno me dice muy dulcemente: mira (Y he pensado, uis, empezamos mal, ¡¿me trata de tú?! ¡Oiga que yo también me merezco un respeto y no nos conocemos de nada!) ¿puedes llamar a tu novio y decirle que se venga? Es que tenemos que hablar de cosas serias.

(¿¿¿¿¿PEEEEEEEEEEEEEEEERDÓN?????) Y ahí he dejado de ser persona y me he transformado en un ser malvado:

Mire caballero (¿A que jode?), imagínese que soy un hombre para que hablemos de tú a tú si así se siente usted más cómodo. Pero ahora la que va a decir un par de COSAS SERIAS soy yo: mire, el bajante que tiene la fuga pasa por mi mini-cocina-milimetrada, así que entiendo que, antes de picar nada, me tienen que explicar A MÍ cómo piensan detectar la fuga, ya que abriendo los grifos de cada piso es suficiente y así se podrá acotar más el tramo en el que la tubería pierde, antes que ir destrozando todas las cocinas, digo yo. (Nota: abajo del todo han picado pared para ver la tubería, así que se puede ver si cae agua por fuera perfectamente.) Pero que los que saben son ustedes, claro. (Los cojones.)

Pues el muy macho va y me replica: bueno, señorita (graaaaacias, eso está mejor perrito, ahora salta, salta), estooooo,… quizás será mejor que se lo expliquemos entonces al presidente de la escalera,…

(¡¡¡Uis, tengo ganas de matarlo!!!) 

Ah, estupendo, pues es justamente lo que le acabo de decir. Yo soy la presidenta. (¡Zas!)

Y su raja del culo al aire y él no se han caído por las escaleras de milagro. Lástima.

Total, que, en su empeño de intercambiar ideas con algo con rabo me dice que bajemos a hablar con el dueño de la peluquería de los bajos. En fin, pues vamos. Y el Señor Peluquero (otro liSHto) va y nos dice: ¡Claro, claro, lo que dice Charlotte es cierto! (iluminaoooooo) ¡Empiecen por el último piso y abran el grifo a ver si vemos que abajo se escapa el agua!

(¿¿¿¿¿PEEEEEEEEEEEEEEEERDÓN?????) Aquí ya he empezado a cambiar de color y un humo negro empezaba a salirme de los oídos: a ver señores, ¿pero no es más lógico empezar por los tramos más cortos, o sea, desde abajo? Si lo hacemos al revés y nos vamos al último piso, SEGURO que cae agua porque es TOOODA la tubería la que tiene debajo,… (EJEMMMMM, alguna neurona por ahí??? Eooooo???)

Y, aunque he tenido que aguantar las típicas miradas machistas a más no poder, han tenido que capitular ante la absoluta evidencia y hacerlo como he dicho. Joder, no era tan difícil. Sentido común, coño, no hace falta ser un lumbrera tampoco.

Conclusión: la fuga está entre el piso de debajo mío y la entrada - y sin destrozar cocinas. ¡Bufff, menosmal!

¡Ah! Y le he regateado la hora y media del almuerzo en la factura más la media hora que han necesitado para achantar y hacerme caso. Pa chula yo. Imbécil.

Tengo que cambiar de paletos, digo, paletas.


jueves, 3 de febrero de 2011

Sin masticar

Desayunando en el bar, a solas con mi cortado y sin mi cigarro, he leído en La Vanguardia:

Fernando Casado dejará la presidencia de Catalunya Caixa

El directivo prevé abandonar tras no lograr la remuneración pretendida


¿Va en serio? Cágate lorito. Y lo nombraron hace solamente 3 meses. Visto y no visto.

El sueldo de este tipo son unos 200.000 euros brutos anuales. Vale, vale, tampoco es tanto, pero es que falta el plus por objetivos, el plus por llevar corbata y el plus por ser un snob, que cada año cotizan más a la alza y pueden llegar a varios millones de euros.

Pues bien, el señor se va porque no le quieren subir el sueldo a 600.000. O sea, 3 veces más de lo que cobra ahora. Me gustaría ver la cara de mi jefe si le pido un aumento de x3, vamos. Patada en el culo es poco. 

Eso sí, mientras tanto, su todavía empresa, está negociando con los sindicatos la reducción de un 5% del salario del resto de los empleados. La chusma. Claro, de algún lado tenían que sacar los 400.000 euros que le hacen falta al pobre hombre. A picar piedras lo ponía yo. MeCagoEnLaPuta.

Y, en otro orden de cosas, hablando de putas y derivados,… resulta que también han publicado:

El discreto cierre de la Casita Blanca

La reordenación urbanística de la zona termina con los casi cien años de historia del meublé más antiguo y famoso de Barcelona

Pues esto sí que me da pena. Porque nadie me podrá invitar por sorpresa en una noche loca y desatada. Porque ya no podré engañar a nadie para ir en un momento de desenfreno sin control. Y mira que me hacía gracia.

Me habían contado, amigos y amigas privilegiados que sí han estado, que era un sitio curioso. Extremadamente discreto, un poco caro, eso sí, pero con unos ‘servicios’ muy adecuados y unas habitaciones muy bien cuidadas y que se prestaban ‘al juego’.  

También recuerdo ciertas leyendas urbanas que han corrido de boca en boca, y de generación en generación, enriqueciendo los cotilleos de barrio de esta ciudad, entorno a este edificio y sus rincones secretos, sus amores clandestinos, sus encuentros en la sombra,… Es una verdadera lástima. Jolines.

Para mentes curiosas, os dejo la web aquí.

Venga, y creo que ya es suficiente por hoy, porque no pararía de sacar perlitas.

Tengo que dejar de fumar.

Y tengo que hablar con mi jefe.

Y tengo que buscar otro escondite para mis fechorías.


Ansia

Acabo de fagocitar la mente de otra persona.
Y quiero más.
Mucho más.
Necesito devorar sus ideas.
Y anhelo más.
Es muy intenso.
Me va a costar controlarme.
Quiero poseer su cabeza.
Estoy ávida de poder.
Mi apetito es voraz.
Mi deseo, infinito.
Solo para mí.
¡Ahora!

miércoles, 2 de febrero de 2011

Conticinio

En mi caso, es más bien un estado mental.

Que me ataca a deshoras.

Normalmente en penumbra.

Y siempre sola.


Me gusta.


Es como dar al OFF de mi cabeza,...

...y descansar.

Blog ¡Oh! Versario

¡Vaya! ¡Qué fuerte, qué fuerte, qué fuerrrteee! Hoy hace 365 días que caí en manos de la blogosfera del mundo mundial y parte del espacio interestelar. De hecho cuando subo el periscopio creo que estoy aparcada más allá de Orión, cerca de la puerta de Tanhauser; entre el Enterprise y el Nostromo, más o menos. Es que el Google Maps no es muy preciso por esta zona. Es como la Corea del Norte de la galaxia, vamos.

A lo que iba. En un día tan especial, quiero dedicar una bonita oda a la minichoza virtual que me he montado por aquí con T3cl3@nd0 s1n r@zón, porque con un solo pisoEnanoDeMierda en la urbe no tenía suficiente, supongo. Es que la realidad me sabe a poco y necesito de otros submundos para saciar mi avidez intelectualoide de tres al cuarto.


 Así que, desde lo más profundo de mi e-cuore recito:

¡Oh! Querido blog,… ¡Oh!
Querido blog,… ¡Oh! ¡Oh!
¡Oh! ¡Oh! Querido blog,…
¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

Vale, y ahora que ya habéis comprobado que, efectivamente, cualquier atisbo de lucidez que quedaba en mi perturbada mente se ha extinguido por completo, quisiera enumeraros rápidamente lo vivido en estos 12 meses gracias a T3cl32nd0, porque me parece una curiosa evolución, digna de mención:

  1. Febrero 2010 (3 posts): Mmm,… a ver qué tal esto de tener un blog,…
  2. Marzo 2010 (0 posts): Buah, pero si no me lee ni el tato, total, pa qué.
  3. Abril 2010 (0 posts): Buah, pero si no me lee ni el tato, total, pa qué. 
  4. Mayo 2010 (1 post): Grrrrrr, necesito contar a ‘nadie’ el día de mierda que he tenido, por favor.
  5. Junio 2010 (0 posts): Buah, pero si no me lee ni el tato, total, pa qué.
  6. Julio 2010 (0 posts): Buah, pero si no me lee ni el tato, total, pa qué.
  7. Agosto 2010 (0 posts): Buah, pero si no me lee ni el tato, total, pa qué.
  8. Septiembre 2010 (1 post): Grrrrrr, necesito contar a ‘nadie’ el día de mierda que he tenido, por favor. Pa tozuda yo.
  9. Octubre 2010 (3 posts): Bueno, a veces me pasan cosas graciosas que me apetece contar a ‘nadie’. Pa tozuda yo.
  10. Noviembre 2010 (4 posts): Grrrrrr, necesito contar a ‘nadie’ el día de mierda que he tenido, por favor. ¡No me lo puedo creer, mi primer suscriptor, y encima me habla!  Bufff, a veces se me va la cabeza y encima dejo constancia escrita, genial. A ver, a ver, ¿qué es esto de los directorios de blogs? Voy a cotillear otros blogs a ver qué se cuece. Uhmmm, interesting,… 
  11. Diciembre 2010 (7 posts): Bufff, a veces se me va la cabeza y encima dejo constancia escrita, genial. ¡Leches! ¡Que por aquí hay más gente que me lee! ¡Anda, pero si esta tía está tan loca como yo! ¡Juas! ¡Menuda paranoia tiene este otro! ¡Más datos, más datos, quiero más datos!
  12. Enero 2010 (33 posts): Grrrrrr, necesito contar a ‘alguien’ el día de mierda que he tenido, por favor. Bufff, a veces se me va la cabeza y encima dejo constancia escrita, genial.¡Vaya! Esto empieza a ser divertido, yo comento, me comentan, encuentro sitios nuevos, gente diferente, historias interesantes, paranoias para partirse de risa, buenas reflexiones,… ¡mola!
 Lecciones aprendidas:
-          Nunca llueve a gusto de toLdos.
-          Hay días tontos y tontos todos los días.
-          Las personas majas existen y los personajes raros, raros, raros también.
-          A quién no le guste lo que escribes,… ¡patada en los cojones!
-     No soporto la insoportable levedad del ser que deja de actualizar su blog sin avisar.

Promesas: creo firmemente, porque me conozco, que seguiré escribiendo lo que me venga a esta cabecita mía, sin mucha reflexión, porque algún iluminao me la puso sobre los hombros ya que en otro sitio quedaba feo. Además, ya caducó mi garantía y no soy retornable ni reciclable. Vamos, que no tengo remedio.

Haber elegido muerte, oye.

En fin, ya como colofón final, solamente aclarar que,…

¡Oh! Querido blog,… ¡Oh!
Querido blog,… ¡Oh! ¡Oh!
¡Oh! ¡Oh! Querido blog,…
¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!

[No, no se me ha estropeado el teclado, es que el verso viene con final feliz - y sin devorar perdices a diestro y siniestro - como tiene que ser.]

Gracias a tod@s aquell@s que me leéis y comentáis. ¡No sé cómo mantenéis la cordura!

Os leo,…

¡Fú!¡Fú!


Culombio, culombio.

martes, 1 de febrero de 2011

Me gusta ser una zorra

Hoy en los headquarters. 

09:02 hora zulú.

Un usuario: Buenos días Charlotte.
Yo: Buenos días Usuario.
[Hay que ver lo que hacen 22 años de estudios ininterrumpidos + 4 de bonus track.]
Usuario: Mira, es que necesitaría que me diérais acceso a,... uhmmm,... la PNV, o algo así ?
[Lo juro, lo juro, lo juro.]
Yo: Uhmmm,... C3PO quizás ?
[Sí, soy mala, qué pasa.]
El mismo usuario: ¡Eso! supongo, uhmmm,... sí, sí, me suena.
[¡Es que se lo merecen!]
Yo: De acuerdo, necesito solicitud formal para tramitarlo.
Usuario: Ahora te mando el mail.
[Venga, yo esto quiero verlo escrito.]
Yo: Ok, entonces lo registraré y notificaré al equipo de Sistemas.
[Para la posteridad.]
Usuario: Muy bien, gracias.
Yo: De nada.

Y, al cabo de unos minutos, he recibido éste e-mail:

"Buenos días, solicito acceso para el Señor Usuario, a C3PO, lo antes posible, por favor.
Muchas gracias.

Secretaria del Señor Usuario"

[¡Si es que DIOR los cría y ellos se juntan!]


Y, como que soy una mujer de palabra, pues he pasado nota al Equipo de Sistemas:

"Buenos días,
según correo adjunto, solicito acceso a C3PO para el Señor Usuario. Lo he registrado como tarea T-12345 en el GTA. 
Notificadme la resolución de la misma ASAP, por favor.
Muchas gracias.

Salutacions/Saludos/Regards,
Charlotte Sometimes"

Y , aquí estoy esperando a que me llamen,... ñeñeñeeeee

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...