jueves, 3 de febrero de 2011

Ansia

Acabo de fagocitar la mente de otra persona.
Y quiero más.
Mucho más.
Necesito devorar sus ideas.
Y anhelo más.
Es muy intenso.
Me va a costar controlarme.
Quiero poseer su cabeza.
Estoy ávida de poder.
Mi apetito es voraz.
Mi deseo, infinito.
Solo para mí.
¡Ahora!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...