martes, 31 de mayo de 2011

viernes, 27 de mayo de 2011

Idioteces

Durante un tiempo, fue mi juego de mesa favorito:


Luego descubrí,... otros 'juegos' más interesantes y en los que se charla menos, digamos.

Y hablando del tema,... debo confesar algo que no tiene nada que ver, pero es que mi mente es así, 'què li farem' ('qué le vamos a hacer').  Esta semana me he acordado mucho de este juego taaan tonto - como bien indica su nombre - porque aquí, en los Headquarters, hemos estado verdaderamente 'sembraos'. Juzgad vosotros mismos:

Situación "la culpa fue de la chacha":

Currante pringao en cuanto llega a la oficina: Joooooder, ¿y anoche porqué fallaron los procesos nocturnos?
El mismo currante pringao 2 segundos después mirando un post-it en su pantalla del pc: ¡Anda! ¿y esta nota?
Nuestro querido currante a punto de matar a alguien: no me lo puedo creer (leyendo) "Hola, soy la SeñoraDeLaLimpieza, que al pasar el mocho le he dado a un cable sin querer y no sé en qué abujero va ahora. Lo siento."
(Nota: La B de aBujero no es accidental)

Situación "velocidad absurda":

Currante del Depto. Informática con el ordenador muriéndose llamando al equipo de Sistemas para que le faciliten una máquina nueva: necesito un portátil nuevo (pepinaco), y otro de 'bypass' (vamos como el que tenía) para poder ponerle el disco del que se le ha muerto y recuperar los datos.
Currante de Sistemas: vale, pues mándame la petición por correo.
Currante del PC muerto: ah, claro, ¿quieres que te escriba una bonita carta a mano con firma y todo o te vale una postal?

Situación "hola soy Coco":

Currante normal: Oye, ¿y porqué no lo pasas al Excel y lo sumas?
Currante anormal: ¡Ah! ¿El Excel suma?

Total, que después de esta fantástica semana - y lo que no he contado -, he decidido desempolvar el bikini e irme cuál eremita a un lugar donde nadie me encuentre y me pueda tirar tranquilamente al Lorenzo, por tirarme algo, digo.

Buen fin de semana a tod@s.

martes, 24 de mayo de 2011

La chaqu-ETA metálica made in Spain

Llevo todo el día leyendo y escuchando las declaraciones tan cachondas de Valentín Lasarte en el juicio contra Juan Ramón Carasatorre ("Zapata") me ha dado por darle un par de vueltas al tema,...

A ver, resumiendo muy resumidamente: Valentín Lasarte nació, creció, se reprodujo y fue miembro activo del comando Donosti de ETA del 94 al 96, bajo las órdenes de "Txapote", otra joya. Entre otros crímenes se le condenó por el de Gregorio Ordóñez y el de Fernando Mújica. Le cayeron 216 años (bueno, teóricamente, claro, porque todos sabemos que del dicho al hecho hay un trecho, o eso dice De Juana Chaos partiéndose el culo de la risa). Casi ná. O sea, que nuestro particular patrón de los enamorados se dedicaba a las ejecuciones puras y duras. De estas de tiro a bocajarro. Como en las pelis.

Este señorito, tenía fama dentro de la propia ETA de ser poco más que el Recluta Patoso. Porque se había dejado el DNI u otros papeles que le identificaban en el escenario de varios asesinatos, por ejemplo. Y hoy, en lo que he visto por la televisión, también se jactaban de ello.

Va, ¿pero estamos tontos o qué? Un tío que se paseaba impunemente por la Playa de la Concha mientras su foto salía como uno de los más buscados, ¿creéis de verdad que dejaba olvidada 'accidentalmente' su documentación en los escenarios de sus matanzas? ¿y que amenazaba 'accidentalmente' también, y a cara descubierta por cierto, a las famílias de los asesinados allí mismo? ¿En serio?

[Venga, reflexionen brevemente,...]


[¡Ya!]

Joooder, pues entonces, sí que son ustedes tontos, sí. Yo a eso le llamo 'firma', queridos señores - etarras y/o periodistas - de pacotilla. Este asesino reclamaba a gritos la autoría de sus masacres. Idiotas. Que este tío es un psicópata, coño. Ni ideales ni ostias, ETA era la excusa que le permitía matar y punto.

Total, que hace unos años, en unas tierras alejadas del País Vasco, encarcelaron a nuestro protagonista por haber sido un chico malo. Pero él, que echaba de menos a su familia, pobrecito, fue un niño listo e hizo un buen trato: reniego de ETA y me acercáis a una prisión basca. Y, oye, dicho y hecho. Qué insufrible dolor debió sentir su corazón al tener que renegar de sus ideales, ¿os imagináis peor tortura?

Entonces, sus amiguitos etarras se enfadaron mucho con él y lo expulsaron de la hermandad del fusil y la pistola:


Pero no creo que nuestro pequeño hijo de puta llorara mucho por ello. Vamos, no se le vió muy afligido que digamos. Más bien todo lo contrario: se puso a currar en el colmadito de la prisión. Pero eh, que seguro que lo hizo para no aburrirse, alma de cántaro. No tendrá nada que ver con hacer favores bajo mano y ganarse nuevos amigos,... que le puedan ayudar a proteger a su familia ahora que sus coleguitas etarras les han amenazado. Que va. Fijo que no. Que soy yo, que me monto películas.

No sé por qué Lasarte no tien apodo, yo lo veo claro, debería ser "Listillo".

En fin, que señores de la caja tonta (nombre que les va como anillo al dedo, por cierto). No me quieran dar gato por liebre. Valentín Lasarte es un maldito y sádico asesino, muy listo - más que ustedes - y ególatra sin arrepentimiento ninguno, que se mueve únicamente por propio interés. Anda que les ponía yo a ustedes en vereda rapidito:


PD: Gregorio Ordóñez fue asesinado el 23 de enero de 1995. Hace 16 años. Y el juicio de uno de sus sicarios es ahora. Tela también con eso.

Puedo

Puedo ser niña o mujer.
Puedo ser delicada o fuerte.
Puedo ser dulce o salada.
Puedo ser tranquila o impaciente.
Puedo ser tímida o lanzada.
Puedo ser transparente o misteriosa.
Puedo ser sosa o juguetona.
Puedo ser sumisa o dominante.
Puedo ser cercana o distante.
Puedo ser sencilla o sofisticada.
Puedo ser cobarde o valiente.
Puedo ser borde o encantadora.
Puedo ser reflexiva o imprudente.
Puedo ser triste o alegre.
Puedo ser melancólica u optimista.
Puedo ser introvertida o muy osada.
Puedo ser hielo o fuego.


Puedo ser muchas cosas, pero nunca podré ser otra.

lunes, 23 de mayo de 2011

Si queréis venir a Barcelona...

... debéis saber que, desde el 22M, estamos, en el fondo, a la derecha. 
 Vamos, que no tiene pérdida,... ¿o ya estamos perdidos?

sábado, 21 de mayo de 2011

Reflexionando

Hoy es jornada de reflexión.

Y yo estoy aquí en casa meditando profundamente sobre,... qué demonios ponerme esta noche para salir.

Porque todo lo demás, ya lo tengo muy pensado.

¡¡¡¿Dónde coño está aquél vestido?!!!

La reunión

Me declaro fan incondicional de The Gathering, sí. Siempre me han gustado, pero es que hay temas que me transportan, literalmente. Hacen que mi cabeza se pierda. Y me encanta que un tema me haga sentir,... algo. Lo que sea. Bueno o malo. Eso es indiferente.

Todo esto lo digo porque llevo toda la semana enganchadísima, no, lo siguiente, a esta canción:


La he escuchado enterita no sé ya cuantas veces. Ahora mismo la tengo sonando por enésima vez.

Y cómo la disfruto cada vez que suena. Cada vez que la oigo de fondo. Cada vez que la escucho nota a nota.

Me transmite muchas cosas, me hace venir muchas sensaciones. No sé cómo explicarlo.

Es muy raro que me falten las palabras, a mí, que no me callo ni debajo del agua. Pero esta canción realmente me deja en babia,...

La letra es ésta:
Fading falling
Slow winds breaking soundscapes
And waves of velvet sweeping
Into me

You moved all that was in my world
And showed me all the new colours
In my universe where storms run

Falling, falling, falling, fall into me
I hear echoes of my speech
And I see shadows of my walk
I feel the past
I always look backwards

Fighting, floating
Tasting blood in my mouth
Ancient damp painting ruins
Feel the rising chill

I listened to the sound of your airs
We’re watching stone saints fall over
While the black crows will be taking to the sky

Falling, falling, falling, fall into me
I hear echoes of my speech
And I see shadows of my walk
I feel the past
I always look backwards

My heart is drifting through all shades of green
My head is thinking through meadows of the sea
Lonely as I am

Expanding the scene where I've never (ever) been
A promise at last to call back the past
To finish off with you - I'm finishing off with you

Sliding down

Brutal.


viernes, 20 de mayo de 2011

1000 besos

¿Jugamos?
...
...
...
...
...
... novecientos noventa y nueve ...
...
...
...
...
...
... novecientos noventa y o...cho ...
...
...
...
...
...
... novecientos noven...ta y sie...te ...
...
...
...
...
...
... novecien...tos no...ven...ta y se...is ...
...
...
...
...
...
... no...ve...ci...en...tos no...ven...ta y cin...co ...
...
...
...
...
...
... no...ve...ci...en...tos no...ven...ta y ya me he des...con...ta...do ...
...
...
...
...
... no...ve...ci...en...tos no...ven...ta y es...pe...ro que tu tam...bi...én ...
...
...
...
...


[Y es que mil besos dan para mucha piel.]

Haya paz

Va, cambiando de tercio completamente para intentar mantener a mis amigos, ahí va un chiste muy tonto - aviso - pero que a mí siempre me ha hecho mucha gracia:


Pue eso, que no pienso hacerme nunca mala sangre por expresar mi opinión libremente, y espero lo mismo de los demás. Sobretodo si son personas que me importan.

Ale, besos pa tod@s y bona nit,...

jueves, 19 de mayo de 2011

Opinión: ¿Democracia real ya?

Venga, hoy me voy a despachar a gusto. Sí, me voy a meter con 'los mandamientos reivindicativos' que se defienden estos días bajo el absurdo lema de 'Democracia Real Ya'.

Esto es lo que se pide:

1 – Reforma de la Ley Electoral para que todos los votos de todos los ciudadanos de España, vivan donde vivan, cuenten igual en el reparto de escaños.

A ver, no hay que ser un lumbrera para hacer unos pocos números y darse cuenta de que, si cada voto vale igual se perderían los escaños de los partidos no mayoritarios. No creo yo que eso favorezca a la democracia. Bueno, o tendríamos que hacer los hemiciclos de las grandes poblaciones del tamaño de las bragas de Falete, por lo menos.

2 – Verdadera separación de poderes: Independencia total de la Justicia del poder político y reforma del Senado para que tenga un papel real y no siga siendo un mero trámite para el Congreso.

Va, sin que sirva de precedente, en este punto estoy de acuerdo, aunque no comulgo con la pésima redacción del mismo.    

3 – Regeneración política: Listas abiertas, supresión de la financiación pública de los partidos políticos, inhabilitación perpetua para cargos públicos condenados por corrupción, supresión de los privilegios injustificados que conllevan los cargos políticos, publicación de sus patrimonios personales antes y durante el ejercicio de sus funciones, etc.

Este punto es genial, llamémosle 'cajón desastre', ¿vale? Sí, porque todo lo que no cabe en el punto 1 y 2, pues lo meten aquí y listos, ¿no? En fin, como diría Jack el Destripador, vamos por partes, que tengo de tó, oye:

- "listas abiertas"

Es que "tontas cerradas" no quedaba tan cool. ¿A qué modalidad de lista abierta os referís? ¿A esa que permite presentarse a Manolo el del Bombo? o ¿ A esa en la que votas a una persona que no tiene por qué tener ideas definidas? Genial, pues será presidenta Belén Esteban, lo véis claro, ¿no? Porque es la más popular de reino,...  No lo veo del todo claro, la verdad.

- "supresión de la financiación pública de los partidos políticos"

Ah, claro, claro, pero entonces ¿querremos que nos expliquen sus programas electorales o tampoco? Porque hace falta dinerito para ir de un pueblo a otros a contarnos el rollo o para los panfletos de propaganda, creo. ¿O es que nos comunicaríamos por ciencia infusa? Ah, quizás sea eso. ¡No! ¡Lo tengo! ¡Cada uno de nosotros va a dar un eurillo a cada uno de los partidos políticos!

- "inhabilitación perpetua para cargos públicos condenados por corrupción"

Estupendo. Un asesino puede cumplir como máximo 20 años y luego 'se supone' que se ha rehabilitado y puede salir a la calle, pero un político corrupto no puede cometer un error. Esto es hipocresía, sí señor.

- "supresión de los privilegios injustificados que conllevan estos cargos"

Bueno, vale, las pensiones vitalícias también me las cargaba yo, mira. A jubilarse con las pensiones del resto de los mortales. Así seguro que las subían.

- "publicación de sus patrimonios personales antes y durante el ejercicio de sus funciones"

Jajaja, ¡viva la privacidad! ¿Y esto a cuento de? Con que haya un organismo que tenga la potestad de controlarlo sería suficiente. No es necesario que todo el mundo tenga acceso a esa información. Y, de ser así, yo quiero ver lo mismo de mi vecino, de mi jefe, y de todos estos que se manifiestan, claro. A ver si entonces quieren saber tanto.

- "etc."

El mejor punto de todos. Vamos, ¿que se supone que tengo que dar mi cara por unos puntos suspensivos que no sé qué a lo que se refieren? Deben estar de coña,...

Resumiendo: por todo esto (y por lo que no suelto porque no viene al caso) no voy a las manis de estos días, ni pienso hacerlo. Por esto voy a votar el domingo convencida de mis ideas, al partido que creo que mejor las representa. Ni abstinencia, ni en blanco, ni nulo. Al fin y al cabo, para los que no lo sepan, esos votos 'tan radicales y molones' favorecen a los partidos mayoritarios. Y no es lo que yo quiero.

Por cierto, ya que me he propuesto no dejar títere con cabeza, aprovecho para comentar que el eslogan me parece una auténtica basura:

Democracia: como si supiérais lo que es eso, si no tenéis claro ni cómo va el sistema de votaciones, ostia.
Real: ¿hablamos de monarquía? Sinceramente, un 'de verdad' hubiera sido mucho más claro.
Ya: ¿en serio creéis que lo que pedís se va a hacer 'right here right now'?

Ale, he dicho.





Estos son mis principios. Si a usted no le gustan NO tengo otros. Y tampoco pretendo convencerle.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Hoy casi me voy al cuartelillo

Damas, caballeros y resto de especímenes que me lean. Sí, cierto, hoy casi acabo detenida.

¿Any questions?

Nooo, no ha sido por una infracción de tráfico con mi pseudoHacónCallejero.

Nooo, no he atropellado a nadie.

Nooo, no me he puesto en pelotas a bailar al waka-waka en la Sagrada Familia.

¿Lo explico?

Bueno, mejor lo resumo porque sería muy largo desde el principio.

No soy una mujer de puntos medios. Digamos que tiendo a los extremos. Entonces, cuando quiero, quiero mucho, muchísimo,...tanto que me duele el pecho,... pero cuando odio también lo hago sin medida.

Y ese ha sido el problema: que me he cruzado por la calle (malditas casualidades de la vida) con la única persona que ha sido capaz de hacerme sentir odio de verdad en toda mi vida.

Mi ex-cuñada, una chica muy mona, todo hay que decirlo, es una grandísima hija de puta. Tuvo la sangre fría de mantener una relación durante años con mi cuñado, al que no quería y trataba como una mierda. Él enfermó de cáncer muy joven. Un tumor en la pierna que superó pero con garantías médicas de que seguro que había habido metástasis y que le resurgiría por algún lado. Entremedias, ella montó el bodorrio padre. Ya como matrimonio, él volvió a recaer, esta vez en tejido blando del pulmón (o sea chungo, que ya tenía yo experiencia muy cercana en estas cosas del horóscopo maldito). Fue a los mejores médicos. Le tocó una quimio muy agresiva (perdona bonita pero es lo que hay si quieres vivir). Pues venga, como que ella y su família tenían unos amigos de confianza (que dicho sea de paso se forraron con nosotros), le hicieron dejar el tratamiento médico convencional (y que a veces funciona y todo) para irse a las medicinas alternativas (o sea, hiervajos machacados en cómodos comprimidos y pulsos eléctricos de estos de los fisios para curar tobillos y poner tableta de chocolate) que fijo le curaban un cáncer agresivo de la ostia en un santiamén y sin sufrir. Claro, si eso lo sabemos todos, joder, oncólogos al paro, coño, que no servís para nada. 6 meses nos dijo el médico cuando dejó el tratamiento. Y seis meses duró el pobre chaval. Tiempo en el que ella le quitó la morfina (porque decía que lo veía mucho mejor y que el dolor se le iba con paracetamol, flipa), le quitó el oxígeno (porque decía que respiraba mejor y no  le hacía falta ir con aquella botella taaaaan fea por la vida), le quitó a la família (porque no nos dejaba ir a verle a su casa e incluso a su propia madre le impuso visitas de media horita cada semana) y, finalmente, le quitó la vida, dejando que un hombre que no se merecía se pudriera por dentro hasta su último aliento con 31 años.

Bien, pues a esta zorra me la he cruzado yo hoy por la calle. Y claro, yo juré una vez, sobre la tumba de mi cuñado que si la volvía a ver la mataba.

Y no he podido controlarme.

Es la primera vez en la vida que pierdo los estribos de esa manera.

Se me ha ido la olla por completo.

Y han llamado a la policía.

Y, en un tiempo que no sé calcular porque la ire me cegaba, dos fantásticos coches de los mossos se han plantado a mi vera. Con lucecitas y sirenas, oye, el kit completo. Qué alegría, tanto tío guapo vestido de uniforme solo para mí.

Total, que cuando me he calmado un poco, les he hecho un resumen del tema,... Y como que la gilipollas esa y su família no han querido denunciarme (al igual iban a tener huevos de hacerlo siendo culpables, panda de cobardes) pues me han acompañado amablemente a casita.

- Oye, Charlotte, que no te vuelva a pasar, tía, si te la encuentras otras vez ignórala. Estas cosas no valen la pena. No me gustaría tener que detenerte por hacer algo así aunque tengas razón,... - me ha dicho el mosso que me ha escoltado hasta la puerta mientras me daba su tarjeta (es lo que tiene haberme tirado casi 1 hora hablando con ellos).

En fin, al menos te he partido la boca y la nariz, desgraciada de mierda. Que te lo cure ahora tu omeópata, pedazo de idiota. A ver si con esa cara te vuelve a querer alguien como mi cuñado lo hizo, so mamona. Espero verte desfigurada en los programas de la tele. Sufre cabrona. Sufre toda tu vida, y que sea larga, muy larga. Y que yo lo vea. Y luego, nos vemos en el infierno, que todavía hemos de ajustar cuentas, bonita. No he acabado contigo.

En fin, que desde el entierro de mi cuñado miro las esquelas de los periódicos a ver si veo el nombre de alguien de la família de su mujer. Quiero ir al sepelio y verlos muertos a todos. Asesinos.

Y nada, aquí estoy tajándome sola en casa y vomitando toda esta mierda.

A veces me gustaría borrar cosas de mi cabeza y de mi corazón.

Pero no puedo.

...

¡Riiiiiiiiiiiiiing! ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiing! Joder, ¡puto despertador!

Qué mal me sientan las siestas.

Absolutely absolut

Hoy una amiga ha colgado ésto:

 Vamos, nada que objetar.

Y un colega ha dicho: '¿Y ahora quién prefiere el vodka negro?'

[Ya lo digo yo: hombre tenía que ser.]

A lo que ha aparecido colgada otra imagen como respuesta :

[¡Coño! ¡Que la botella es blanca! ¡Que DioR me conserve el oído porque la vista ya la he perdido!]

Vamos, que seguimos sin objeciones.

Aunque, ya puestos a buscar,... yo he encontrado lo que a mí realmente me tira:

[¡Coño! ¡Que entre piercings y tattoos me he perdido el detalle de que la botella resulta que es negra! ¡Es el amor de mi vida!]

Vamos, que me molan los raros. No puedo evitarlo.

Así me va.

martes, 17 de mayo de 2011

Se busca

Conversación con un amigo:

  • Yo: Pensando en las vacaciones...
  • Él: ¡Pues ven a Italia!
(Aclaración: hacen ruta motera él con su novia.)
  • Yo: ¡¡¡ Que no quiero hacer de vela !!!
  • Él: ¡¡¡ Pues búscate un cirio !!!
Total, que quizás ponga este anuncio en el periódico:

"Cirios motorizados del mundo mundial,
que levante la mecha quién quiera venirse de ruta a Italia.
Fdo: La vela solitaria."


Qué triste, coño, qué triste.

Nuevos usos y costumbres

Quién lo hubiera dicho el 2 de enero, ¿eh? Con el cabreo a cuestas, la resaca encima y los propósitos de año nuevo, al menos mi cabeza no daba para vislumbrar el nuevo horizonte social al que nos dirigíamos con la ley antitabaco.

Con la nueva normativa recién estrenada como un niño con zapatos nuevos, yo ya me veía en Guantánamo. Pero no. Finalmente resulta que hasta me podía servir para ligar. Pero tampoco. Ahora resulta que la mayor utilidad es la de compartir mesa en el desayuno con algún desconocido e intercambiar el periódico sin mediar palabra,... o mediando en contra de mi voluntad.
  • Mr.Doe, de unos treinta y largos/cuarenta y pocos, canoso, con aire de interesting people y enfundado en un traje de pingüino: Disculpa, ¿te importa si compartimos mesa?
  • Charlotte: Ah, no, siéntese, siéntese,... (de 'Usted' porque no le conozco de nada y eso me enseñaron mi papá y mi mamá)
Y Mr.Doe se sienta, en la silla de enfrente de mi mesa. Bien. Al menos ha respetado 'mi espacio'.
Viene el camarero (chino, cómo no, que esto ya lo hablaremos en otro post): ¿buenos días? ¿qué querlan? (no, no es un error tipográfico, es que hablan así) 
  • Mr.Doe se me adelanta, pide un café con leche,... ¿y la señorita? me dice.
  • Charlotte camuflada de señorita (con una sonrisa se cortesía dedicada al autoerigido como portavoz de la mesa): Un cortado con la leche fría, por favor. Gracias. (pero qué bien educada estoy, por DioR)
[... 1 minuto, vaya chorrada de noticia estoy leyendo, 2 minutos, buah el del FMI se va a cagar, 3 minutos, a ver el horóscopo ...]

Llega el camarero con los cafés. Le sirve a cada uno lo suyo. JIT. Sin errores. Oriental style.  

Agito el azucarillo, lo rompo, lo echo en el cortado, remuevo con la cucharilla, doblo el azucarillo como siempre; vamos que estoy siguiendo mi ritual cafetero habitual de pe a pa y me dispongo a encenderme un cigarro cuando,... ¡clik!¡chasss! Mr.Doe ha tardado cero coma en ofrecerme fuego con su mecheroSuperFashionDeLaMuertePaCamelarALasChatis. Pero ¿cómo lo ha hecho tan rápido? Ostras, ni la Aída Nízar saliendo de Supervivientes o de Gran Hermano o de,... bueno, ya se me entiende.

[Error. Solo he venido a por café. No me interesa una conversación.] 
  • Charlotte en modo borde-educado: No, gracias, prefiero mi mechero, no me gusta el sabor que dejan los zippos a gasolina. Pero muy amable. (Y otra sonrisa dedicada a mi no deseado interlocutor)
 [Ya me estoy cansando de sonreírle tanto, solo quiero tomarme el café tranquila.] 
  • Mr.Doe sin darse por vencido: Ah, veo que eres una mujer de costumbres,...
  • Charlotte con cara de pocos - mejor ningún - amigo: Sí, y me gusta tomarme mi café tranquilamente leyendo el periódico cada mañana (¿lo pillas?)
  • Mr.Doe encajando el golpe con deportividad: Disculpa, no pretendía molestarte,...
  • Charlotte volviendo a modo relax admitiendo que me había pasado un poco: No pasa nada. Es que hasta que no me tomo el café no soy persona.
[Silencio,... cómodo.]

[... 1 minuto, traguito de café y calada, buff, vaya mierda que dan en la tele, 2 minutos, bueno al menos va a hacer buen tiempo, 3 minutos,...] 
  • Mr.Doe se levanta y se va: Bueno, hasta otra.
  • Charlotte: Adiós buenos días. (por si no había quedado claro)
Me acabo el cortado a la par que ojeo la contraportada del periódico, me levanto, voy a pagar y ¡ups! resulta que Mr.Doe me había invitado. Increíble. Con lo estúpida que me he puesto. Qué mal debe de estar el mercado para que un tío de buen ver haga esto. O eso o es que tengo una sonrisa cautivadora, ¡juas!

lunes, 16 de mayo de 2011

Malpensando

Hoy, al ver esta noticia, me ha venido una pregunta a la cabeza: ¿cuánto habrá pagado Sarkozy a la camarera?

Jennifer Love Hewitt de 'camarera' en HeartBreakers.

Vale, quizás he visto demasiadas películas, pero es que ya no me creo casi nada.

jueves, 5 de mayo de 2011

La dama del piano silencioso

En una época muy antigua y en unas tierras muy remotas, Luna era la doncella más bella del reino a la vez que su princesa. Vivía junto a sus padres, el Rey y la Reina, en el castillo que coronaba la colina más alta del lugar. Desde sus aposentos se divisaba más allá de lo que los ojos podían ver. Eran tiempos benignos, las cosechas abundaban, las lluvias bañaban las montañas y los ríos bajaban repletos del elixir de la vida.

Luna ya contaba edad suficiente para casarse, o eso le decía su madre, la Reina Tierra, cada vez que tenía ocasión. Pero nuestra preciosa adolescente todavía no albergaba sentimientos hacia nadie en especial. Era más divertido montar a caballo por las praderas, escaparse con los hijos de sus sirvientes a tirarse ladera abajo sobre un tronco o boicotear con bichos varios las majestuosas cenas cortesanas que en su castillo se celebraban de vez en cuando.

En una de sus travesuras, Luna se encaramó al árbol más alto del bosque en busca de un pequeño gamusino que sus amiguetes plebeyos juraban haber visto entre las sombras de las hojas repiqueteando unas contra otras, cuando un golpe de viento la hizo precipitarse al suelo. Su cabeza sonó contra aquella raíz como si fuera una nuez y su mirada se desvaneció bajo la atónita mirada de sus involuntarios verdugos no nobles.

El Rey Mar, al recibir la amarga noticia del percance se apresuró con su corcel Pegaso, el más veloz de todos sus congéneres, hacia el Bosque de las Desdichas, donde le habían dicho que yacía su hija. Al llegar comprobó la gravedad de la estampa, cogió a su única y adorada hija y cabalgó más rápido que un pensamiento de vuelta al castillo. Allí esperaban los mejores médicos, hechiceros y chamanes del reino, convocados de urgencia por su salada majestad.

Siete días y siete noches veló a Luna en su alcoba. No durmió, no comió. Al octavo día desfalleció debilitado por su testarudez. La Reina Tierra - hasta ahora recluida en la capilla real, rezándole al Dios Sol su calidez para despertar a su hija - secó sus lágrimas y le relevó, acompañando a la princesa durante su inconsciente devenir de las horas durante otras siete eternas jornadas más.

Ni la brujería, ni los conjuros, ni las medicinas hacía efecto alguno. Luna seguía en algún lugar desconocido, ajeno a este mundo. Ni su madre Tierra, ni su padre Mar habían podido ayudarla.

Y así pasaron los años. Y los reyes perecieron. Y el reino sucumbió a los malos tiempos. Y las cosechas ya no daban frutos. Y los ríos apenas traían agua. 

El castillo quedó abandonado. Luna seguía postrada en su cama blanca. Con su belleza ya adulta y un cabello largo oscuro y ondulado.

Ahora se llevaban los castillos encantados: los jóvenes de las aldeas, los pueblos y las ciudades se aventuraban a adentrarse en los bosques de las colinas en busca de tesoros escondidos y lugares secretos mientras vociferaban historias de terror repletas de dragones, magos oscuros y demás invenciones.

Sol era un muchacho valiente, contaban que el más osado del lugar, y siempre era el que se aventuraba más allá que los demás.

Una mañana de primavera, cuando apenas asomaba el primer rayo de luz por el horizonte, Sol retó a dos de sus amigos a subir a la colina más alta y volver al atardecer con algún trofeo. Ganaría el que portara el bien más preciado.

Dicho y hecho, los tres intrépidos aventureros montaron sus caballos y galoparon hasta perderse de vista entre los árboles, ladera arriba. Sol encaró el lado norte de la colina, el más sombrío, porque sabía que sus dos compañeros gallinas no lo seguirían y encontraría el tesoro él solo.

Cabalgó y cabalgó sin descanso, arañándose la cara con las ramas. Cuanto más dolía más ímpetu le ponía a su carrera.

De repente se abrió un claro inmenso. La luz lo cegó un instante. ¡Lo había encontrado! ¡Lo había encontrado! ¡Delante suyo se levantaba el majestuoso castillo perdido del Rey Mar y la Reina Tierra! ¡Pero si solamente era una leyenda de los ancianos!

Con el gesto de asombro en su cara todavía intacto, Sol bajó de su montura, ató las riendas de Unicornio en un árbol y se dispuso a pie hasta la entrada. El puente que cruzaba el foso seco tenía los tablones carcomidos y podridos por el paso de los años, pero creía que, si iba de puntillas siguiendo las juntas metálicas, podría llegar al otro lado. Y, tras algún que otro susto desequilibrante, lo consiguió. 

Una vez dentro de las murallas, el patio de armas se descubrió ante su mirada repleto de hierbajos, arbustos y demás árboles pequeños. Una pequeña decepción. Siempre había imaginado el castillo más cuidado, como embrujado. Siguió caminado entre la maleza hasta llegar a la torre principal, cuya aldaba de la puerta golpeteaba sin cesar debido a la corriente de aire que la entreabría.

Las escaleras eran altas, oscuras, pero al final divisaba una pequeña luz que le animaba a seguir subiendo.

Ya en el último escalón, sus ojos vieron una ventana reluciente, al fondo. Todavía de puntillas, como si fuera a molestar a alguien, Sol se deslizó sigilosamente hasta la habitación. ¡Hay una mujer! -exclamó en su cabeza cuando se encontró con Luna yaciendo.

Por un instante, pensó en salir corriendo, pero su curiosidad pudo más y se acercó. La luz de la ventana iluminaba la tez blanca de Luna y la hacía aún más bella de lo que contaban. Sol esperó un rato contemplándola. Eres hermosa,... - susurró.

Pasados estos momentos inexactos e imprecisos, la cogió con sus brazos con suma delicadeza. Su larga cabellera negra casi rozaba el suelo. No estaba tan fría como él esperaba.

Cuando salió del castillo en busca de Unicornio ya había caído la noche más profunda. Sus dos compañeros sin trofeo alguno, al ver que no volvía pasado un buen rato tras la puesta del astro rey, habían dado aviso al pueblo y los mayores habían salido en su busca.

¡¿Dónde estás Sol?! ¡Sol! - gritaban los rescatadores.

Al oír voces familiares a lo lejos, Unicornio reaccionó y condujo a sus dos jinetes hacia ellas. ¡Gracias, amigo! - consiguió expresar exhausto Sol reuniendo las pocas fuerzas que le quedaban.

A la mañana siguiente, Sol despertó como un rayo. ¡Luna! ¡¿Dónde está Luna?!

Tranquilo hijo, está a buen recaudo en el convento, a cargo de las religiosas,... - le contestó su anciano tío.

Acto seguido se vistió con una rapidez pasmosa y casi de un brinco llegó al convento para visitarla.

Luna descansaba en la habitación principal, la más grande, la más luminosa. En ella había un viejo piano de cola que ya nadie tocaba. Se veía tan o más hermosa que el día anterior.

Sol siguió visitándola, sin mediar palabra, día tras día, semana tras semana, invierno tras invierno. Poco a poco, le había comenzado a contar sus historias, aunque ella nunca contestara. Y de tantas horas de visita, había comenzado a tocar aquél viejo piano, ayudado por alguna de las más antiguas religiosas.

Cada nota que Sol tocaba sonaba un poco mejor. Pasados los años, las melodías se deslizaban entre sus dedos como si naciesen directamente de ellos. Cada nueva canción parecía embellecer a Luna, que lucía radiante cada mañana.

Hasta que un día Sol no fue. Y ninguna nota sonó. Y cayó la noche más amarga.

Cuando el primer rayo de la luz nocturna del blanco satélite se posó sobre la mejilla de Luna, iluminó una pequeña lágrima deslizándose lánguidamente por su blanca tez y precipitándose hasta mojar su negro pelo azabache. Y Luna despertó. Despertó con la amargura más grande que ha conocido el ser humano porque Sol ya no venía.

Y sus lágrimas se convirtieron en mares. Y los mares se secaron. Y sus lamentos se transformaron en notas. Notas que ella tocó en aquél piano viejo en el que solamente Sol tocaba para ella. Y las melodías se ennegrecieron. Y las teclas y las cuerdas se rompieron. Pero Luna seguía tocando a su amado. Tocando para su regreso. Pero nunca volvió. Y las notas ya no sonaban por mucho que sus manos no pararan de tocar aquellas teclas mudas.

Sentía tanto dolor que no advirtió cómo su cuerpo se enfriaba, se enfriaba, se enfriaba,... hasta que en una bella y gélida estatua de mármol se convirtió.

A la mañana siguiente, las religiosas, aturdidas por la desgracia que se había cernido sobre sus paredes, decidieron abandonar el convento. El pueblo entero se fue marchando, poco a poco. Casi imperceptiblemente, hasta que aquél viejo piano silencioso y Luna se quedaron solos a merced de los tiempos.

Y así volvieron a pasar los lustros. Y las cosechas volvieron a abundar. Y los ríos volvieron a sonreír.

Corría una leyenda que contaba aquella historia, la de La Dama del piano silencioso. Pero eso eran cuentos de viejos, pensaba Moon convencido. Él ya tenía bastante con su sordera y las mofas de los demás como para creerse esas tonterías infantiles a su edad.

Cada mañana iba a trabajar al edificio de la Ópera. Era el de mantenimiento, pero le gustaba su trabajo. Nadie estaba nunca pendiente de él y no le molestaban. Así que cuando terminaba la función y todos se habían marchado, él podía recrearse sobre el escenario representando alguna memez o con el gran piano de cola que había en la zona de la orquesta. No siempre había sido sordo. Había sido el mejor alumno del conservatorio. Un virtuoso. Pero los maltratos de su funesto padre no podían acabar bien. Suerte que escapó y encontró este trabajo.

Una noche, entre bambalinas, Moon vió que el director estaba preparando todo entusiasmado una nueva función 'La Dama del piano silencioso', formando en su mesa un puñado de pequeñas montañas de papeles desordenados y partituras amontonadas con pasión. Y por la noche, cuando estuvo solo, lo ojeó. ¡Es una maravilla! - pensó.

En una de las partituras de piano, vió una nota al margen: "Visitar el convento oculto de las religiosas lunares en el pueblo abandonado detrás del bosque encantado". Y no pudo evitarlo. Cogió la chaqueta, el gorro zurcido de lana, se puso la bufanda despedazada y salió de la ópera en busca de aquél lugar. Necesitaba conocerlo. Quería verlo. Sentirlo. Aquellas melodías tan sublimes que sus ojos habían visto lo merecían.

La noche lo alumbró a duras penas en su periplo. Pero unas horas más tarde y justo cuando estaba a punto de desistir, allá detrás de aquellos árboles se veían unas pequeñas casitas. ¡El pueblo! ¡He encontrado el pueblo! - se alegró.

El aspecto desolado de las casas semiderruidas y las calles adoquinadas a las que el bosque ya casi les había ganado la batalla no lo hizo echarse atrás. El convento debía estar un poco más alejado, parecía que aquél camino infame se alejaba hacia el norte. Continuó caminando con la extraña sensación de dirigirse hacia algo precioso en medio de tanta podredumbre.
 
El convento se encontraba casi intacto. Oscuro y lleno de moho, pero con las murallas y las rejas amenazantes. Moon entró sin miedo. En su interior había algo que lo empujaba a continuar.

El claustro estaba perfecto, casi recién cuidado. ¿Habría alguien viviendo allí todavía?

Al otro lado del patio destacaba el pórtico de la habitación principal. Era el único de mármol. Qué raro,... - pensó.

Se dirigió hacia la extraña puerta sin titubear. Al tocarla, un pequeño escalofrío recorrió su cuerpo. La puerta estaba sin cerrar, bastaba un leve empujón y,... ¡aiba! ¡La Dama del piano silencioso! ¡Está aquí! - se sorprendió, maravillado ante semejante descubrimiento.

Luna se encontraba petrificada a las teclas insonoras del viejo piano, ahora también de mármol. Se veía preciosa con el reflejo nocturno. Siempre lo había sido.

Moon acarició su duro y frío pelo, con un gesto de cariño inusual en él. Eran dos solitarios que habían sufrido mucho y ahora se habían encontrado.

En ese momento recordó las partituras, se sentó en un huequecito del taburete de Luna y se dispuso a tocar las gélidas teclas de mármol dibujando las notas en su cabeza.

Y así pasó un buen rato. En silencio. Tocando el piano junto a su Dama hasta que el tiempo enmudeció y el reloj de la torre principal del convento paró su incesante tic, tac por primera vez en cientos de años.

Y sus dedos continuaron acariciando la piedra inmóvil e insonora de aquél viejo piano. Las canciones sonaban espléndidas en su mente. Moon no necesitaba oírlas porque las sentía. Todas y cada una de aquellas notas que a ella le dedicaba en silencio.

La pieza más delicada del repertorio era una delicia para los sentidos,... mientras la disfrutaba allí sentado, un fa mayor hizo que su dedo rozara uno de los dedos de Luna apenas si darse cuenta.

Y aquél dedo petrificado cobró vida, y luego la mano, y luego el brazo, y luego,...

Moon no cesaba en su empeño musical. Sin percibir lo asombroso de lo que ocurría justo a escasos centímetros de él. Tenía los ojos cerrados. Simplemente se dejaba llevar.

Hasta que Luna despertó de su amarga y solitaria confinación pétrea y miró a su lado. Una dulce ternura despertó en ella sentimientos que ya tenía olvidados. Era perfecto. Y tocaba para ella. Sus ojos se iluminaron con un brillo cálido.

Moon advirtió un inusual calor, abrió los ojos y la vió. Allí sentada a su lado, la criatura más hermosa que sus ojos jamás habían contemplado.

Y se besaron.

Y volvieron a pasar los siglos. Y ahora apenas quedan cosechas sin venenos. Y los ríos están contaminados.

Pero dicen que oyes música cuando besas a tu amad@,...

miércoles, 4 de mayo de 2011

¡Las morenas no somos tontas! ¡Las morenas no somos tontas !

Demostrado en este video (visto en el APM?):



Lecciones:

"A-ME-NÁ-BAR" palabra esdrújula terminada en "R". Es que para la Berrocal la palabra 'llana' ('plana' en catalán, que tiene más gracia) carece de sentido. Comprensible.

"Fernán Gómez, escritor", "muy simpático" - y mejor persona - que "ha venido a contar su libro". Es que a Paco Umbral le quedaba mejor el "a la mierda" entiendo. Ah, y me dejo lo de "miembro de la Real Academia Española de Cine" dónde sino iba a estar un escritor, ostras menuda tontería, porque sino "Real Academia española de qué?" si es que no hay más.

"Walt Disney, inglés" "bueno o sino estadounidense" increíble que sepan este genticilio tan largo y plano, aunque, si lo pensamos bien "inglés no, porque eso es en Inglaterra". Vaya, debo tener el coeficiente de un membrillo porque no lo pillo - rima chistosa. Y, la guinda es que claro "hablar inglés no significa ser inglés" igual que la otra petarda que debe saber hacer un francés, que no es lo mismo que hablarlo no significa que sea francesa. Elemental querido Watson.

"Grace Kelly, actriz" (bingo!) "bueno pero de qué tipo?" vale, porno si os parece. "Se casó con el príncipe Rainiero 3" fíjate, con una secuela, pobrecita.

"Cary Grant, actor británico nacido en inglaterra" "ah, en 'british'?" "no sé, puede ser" Claro, es que Yola el francés también lo domina, pero el inglish pitinglish ese de los ingleses, va a ser que no. No hay que pedirle peras a... vaya, mal ejemplo. "Empadronado en Estados Unidos" "No, no, porque una cosa es empadronar y la otra nacionalidad" buah, menudo desparpajo.

"Pablo Ruiz Picasso, cubista" "porque puede ser que haga cuadros en forma de cubos" claro! ahora caigo! seguro que fue el de los decorados de Cube, ¿verdad? o quizás el Rubbik ese sea un copión, oye.

"Madre Teresa de Calcuta, monja católica albanesa" "y albanesa de dónde es" "de Albania" "y Albania ande está" "luego te digo donde" -táctica despiste- pero digo yo, que deduciendo, deduciendo, debe estar por la India al ladito de Calcuta, supongo por un suponer siguiendo el nivel. Ah, y es "Premio Nobel de... la Bondad" compartido con los osos amorosos, por supuesto.

"Soraya Saez de Santa María" "como la canción: Santa Maria cuándo serás mía?", ay si Bisbal levantara la cabeza de debajo de los rizos,...

En definitiva, que "he estudiado tanto que me duele la cabeza" no me extraña.



Mañana me tiño de rubia. Y si no, matadme porque estoy sufriendo.


martes, 3 de mayo de 2011

Torturando al hombre del tiempo

Esta mañana en 'El Temps' de TV3 - que miro cada santo día antes de ir a trabajar - han dicho que hoy sería un día claro y caluroso hsta el mediodía y que después se iría nublando un poco,... Pero NO han dicho que iba a caer el diluvio universal !!!

Y mirad que no soy nada maniática de la lluvia, más bien al contrario, me gusta. Y bastante. Nunca llevo paraguas, a excepción de cuando sé que va a llover y me va a pillar toa mona arregladita, claro, que en fondo soy una mujer como las demás. Y, casi siempre que llueve, si puedo, aprovecho para calzarme unos tejanos viejos, la chaqueta con capucha y salgo a dar un voltio tranquilo por mi ciudad.

Pero hoy no iba a llover según mi fe ciega en lo que dicen esos señores de la caja más que tonta, gilipollas.

Es por ello que, mientras me pillaba por sorpresa el fin del mundo en forma de aguacero, montada en mi moto por las calles que me llevan a mi casa, justo 5 minutos después de salir de trabajar; pues he decidido tirar. Total, me iba a mojar igual, riéndome bajo el caso mientras me deleitaba con mi propia versión de la canción de la sirenita 'bajo el maaaaaaaaaaar, bajo el maaaaaaaaaaar, conduzco contenta, siendo sirena, bajo en maaaaaaaaaar'.

Pero claro, viendo que no amainaba (esto es correcto en castellano o me diréis 'bonito palabro'?) me ha dado por imaginar formas de torturar a mis cada día más apreciados hombres del tiempo de la tv catalana (porque no hay que generalizar,... ¿o sí?) por fastidiarme la fantástica tarde anti-fuNgol que me tenía preparada.

Y se me han ocurrido algunas que, si tengo ocasión, me gustaría hacer realidad:

1. El sauna-beach
Requisitos: kit completo de ropa de invierno en Siberia + botas forradas con piel de oveja + día soleado en la Barceloneta en pleno verano.

2. El tanga-esquí
Requisitos: tanguilla de leopardo de un todo a un leuro + zapatos de tacón de aguja + día de nevada en la Ciudad Condal.

3. El agua-skating
Requisitos: conjunto integral tejano + moto naked + diluvio en Barcelona + líneas blancas/negras/rojas/amarillas por doquier

Y, bueno, aquí he decidido parar, porque había un follón de coches y motos 'que pa qué' parados y pitando por todos los flancos, con lo que era imposible moverse ni sobre dos ruedas, ni sobre una.

Benditas políticas de urbanismo, sí señor. Pero qué bien montado todo. Oremos.

Y, encima, lloviendo a cántaros, vamos, que caían chuzos de punta que me retumbaban en el casco como si Scrat estuviera practicando el tiro al blanco con sus bellotas contra mi cabeza.

Total, que me he subido a la acera (ilegal! dónde están los mossos cuándo se les necesita?), he plantado la moto a la vera de uno de nuestros magníficos plataneros sin plátanos que adornan moribundos la ciudad (cortesía de 'Parcs i Jardin de la Generalitat') y me he refugiado en el primer bar con el que me he tropezado (milagro! no era de unos chinos!).

Me he tirado casi 1h con mi libro y mi cortadito (sí, soy catalana qué pasa) y no ha sido tan malo. He avanzado la interesante lectura en la que estoy inmersa unas cuantas páginas y encima me han invitado al café ^_^ Algo es algo.

Nota: tengo la tarjeta del restaurante, porque ha resultado ser un 'Restaurante de vinos', y habrá que ir una noche a cenar con amigas,... jejeje

La tele no miente, ... ¿no?

lunes, 2 de mayo de 2011

Sentando cabeza





Cambio fin de semana de desfase urbanita total por un par de días tranquilos en un caserón perdido en algún lugar,...

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...