viernes, 17 de junio de 2011

Caliente

Yo la miraba a los ojos mientras mi cabeza pensaba:

- Fogoso animal de sangre caliente, ¿qué quieres?

Y ella me pidió fuego.

- Rabioso especímen femenino insomne, ¿qué buscas?

Y ella me dijo que quería salir toda la noche.

- Mujer ardiente contornenando tus curvas, ¿qué deseas?

Y ella me bailaba. Cada vez más cerca, cada vez más lejos.

- Joven niña impaciente y juguetona, ¿qué miras?

- Tu boca - me contestó.

Y ya no recuerdo más.

Me perdí. Me perdió. Como sólo ella sabía perderme.

Me encendí. Me encendió. Como sólo ella sabía prenderme.

Y me pidió que la besara. Y la besé.


4 comentarios:

  1. Venga, calentando el ambiente, como hace poco calor ya de por sí... ;)

    1besico!

    ResponderEliminar
  2. Hola, llegué a tu blog por casualidad, pero me gustó, así que voy a quedarme por aquí...
    Un saludo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  3. Fiona, debe ser el verano ;)

    Humberto, me alegro de que te quedes por aquí. Bienvenido. ¡Nos leeemos!

    ResponderEliminar
  4. como anda la gente ultimamente... y eso que ya hemos dejado atrás la primavera.

    genial la imagen de royo!

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...