martes, 27 de septiembre de 2011

Día 26

Había escrito algo que no voy a publicar. Demasiado... personal. En fin. No sé por qué, pero hoy me he acordado muchísimo de alguien que ya no está ni estará.

Así que nada, voy a poner algo que nos hacía reír a mi padre y a mí en aquellas noches de insomnio, cuando yo estaba histérica por los exámenes y su estrés no le dejaba pegar ojo. Por aquellas conversaciones en pijama, tirados en el sofá del comedor, mientras él hacía las palomitas y yo ponía el VHS...


Cómo nos descojonábamos con esta peli. Tengo suerte de tener recuerdos tan buenos. No me véis pero estoy sonriendo...


3 comentarios:

  1. Es bonito poder recordar cosas así, esas que te hacen llorar pero con una gran sonrisa en la cara...

    1besico y un abrazo nena!!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena!! de mis pelis de cabecera ... es guay que asocies una cosa divertida a una triste. Sólo hay que recordar cosas buenas nena, que la vida ya se encarga de pegarte coces ...

    UN BESOTE

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...