martes, 4 de octubre de 2011

Despistada

Nunca me he considerado despistada con las cosas del trabajo pero, esta mañana, me planto en los headquarters casi a las 9, subo a mi planta, llego a mi mesa, abro la mochila y,... ¡coño!, ¡que me he dejado el portátil en casa!

Ya me vale. No me había pasado nunca. Cualquier día de estos, se me olvida la cabeza.

Y me ha tocado pillar otra vez la moto, ir a casa, cojer el portátil, revisar veinte veces si me había dejado algo más y volver a la oficina con la duda de que me dejaba algo.

Total, que, a lo tonto, he comenzado a las 10h. Con la que se avecina hoy por aquí,...



5 comentarios:

  1. Nena, déjate lo que quieras pero lo de ir como pollo sin cabeza cómo que no eh??? jajaja. Y aún es martes...

    1besico!

    ResponderEliminar
  2. Hostia puta! Tres veces he intentado escribir aquí un comentario y las tres veces me suena el móvil o el fijo. Ya ni me acuerdo así que... nada que te diviertas.

    ResponderEliminar
  3. El despiste es consecuencia de la historia del anterior post, que es lo que parece aunque tú digas que parece una cosa que no es y los demás estén divididos entre los que parecen decir que sí es lo que parece o que no lo es por mucho que se parezca.

    ResponderEliminar
  4. ya sabes lo que dicen, quién no tiene cabeza tiene piés....

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...