jueves, 3 de noviembre de 2011

La chaqu-ETA metálica made in Spain II

Aunque dicen que segundas partes nunca fueron buenas (aquí la ópera prima), reconozco que me ha encantado lo de la juez del caso contra Txapote: sí señora, encima se ríen los cabrones...

Creía que los jueces eran mercenarios, pero quizás entre ellos haya alguna persona después de todo. Está bien saberlo. Créame Sra. Murillo.


Lástima que se retire usted del juicio, de verdad. Me ha dado un rayito de esperanza en que, por fin, machaquemos a esos grandísimos hijos de puta. Una verdadera pena que no lo vaya a sentenciar usted.

Uis, ¿lo he dicho en voz alta? Suerte que aquí no hay micrófonos.

5 comentarios:

  1. Toooooooooooma ya! Bravo Charlotte!
    Ahora recuerdo lo que me trajo aquí...
    Tu depilicación en la lengua...

    Viva la jueza Murillo y la madre que la parió.
    Txapote se parece un hijo puta aberCHale que encontré en NY. Era igual de tonto que él...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Por muy de acuerdo que esté con la juez Murillo, hay que reconocerle que sufre de incontinencia verbal. Ya le ha pasado antes y además apercibida. Considero que, viendo su historial, haría mucho bien si juzgara y se ahorrara comentarios. Con esa frase les da pie al hijo de puta de Txapote para invalidar el juicio, y eso iría a su favor.
    Es como si eres arbitro de fútbol y sales al campo con una camiseta de uno de los equipos en lugar de una negra. Se le "presupone" imparcialidad.

    ResponderEliminar
  3. Ni todos los jueces son mercenarios, ni todos los medios de comunicación están comprados, ni todos los policias y militares son el brazo armado del estado opresor, etc, etc. Odio esas soflamas fascistas.
    El comportamiento de esta jueza, intachable.

    ResponderEliminar
  4. Bubo, no creo que sea lo mismo arbitrar un Madrid-Barça que juzgar a un hijo puta como Chapote.
    Estoy de acuerdo con Bono, lo que ha dicho Murillo, lo pensamos la gran mayoría de los españoles.

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo.

    Me gustó la expresión de la magistrada, la humaniza.

    El punto sería que ahora, cuando se dicte sentencia, en el fallo, se diga "condeno a los cabrones a..."

    Bien por Bono, coño¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...