jueves, 3 de noviembre de 2011

Sinfonía nocturna

Shhhhh... - silencio.

Clap, clap, clap, clap, clap - pasos que se van acercando.

Ñeeeeee - el chirrido de la puerta entreabriéndose en lucha con el suelo de madera.

Shhhhh... - silencio.

Clinc, clinc, clinc - se han caído unas monedas.

Clanc - el golpe seco de la hebilla del cinturón al precipitarse sobre la mesita.

Shhhhh... - silencio.

Ñec, ñec - los muelles de la cama bajo la presión de un nuevo cuerpo.

Tsssssss - la piel deslizándose suavemente entre las sábanas de raso negro.

Shhhhh... - silencio.

Cucún, cucún - el latir de un corazón dormido.

Fffffff - un delicado y cálico aliento en la nuca.

Shhhhh... - silencio.

Mmmmm... - un susurro al oído jugando con un mechón de pelo travieso.

CucúnCucúnCucúnCucúnCucún - el latir de un corazón agitado.

Shhhhh... - silencio.

Uhhhmmm... - expresan unos labios cerrados.

Ohhh... - responden otros entreabiertos.


Y, a partir de aquí, habría que pasar a los sabores.







3 comentarios:

  1. Muy chulo, monada. Un poquito más breve y hubiese servido perfectamente para el concurso de microrelatos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Tripi! Pero ya envié mi minirelato al pato hace unos días! Por cierto, me ha gustado el tuyo, muy original. A ver si te gusta el mío cuando lo publiquen, jeje.

    Mmm, Fiona, no me hagas pensar en eso ahora que me pongo malita... Jajaja. Besos.

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...