viernes, 23 de diciembre de 2011

Soy afortunada

Por disfrutar de la vida que me ha tocado. Con lo bueno y con lo malo.

Por tener muchos recuerdos. Dolorosos o alegres, pero, en cualquier caso, inolvidables.

Por tener más de lo que necesito. Eso me permite dar a los que no lo tienen.

Por saber que no estoy sola. Aunque en ocasiones me sienta así. Estoy rodeada de personas que me aportan cosas.
Por poder ayudar cuando alguien me necesita. Aunque yo nunca pida ayuda.

Por no deber nada a nadie. Ni tener cuentas pendientes. Por sentirme en paz.

Por no olvidar lo que realmente es importante. Aunque a veces esté confundida.

Por las personas que han pasado por mi vida. Por los que siguen ahí. Por los que ya no están. Por los que pasarán. Por los que no conozco ni conoceré.

Por mi pasado vivido, mi presente imperfecto y mi futuro incierto. Mi tiempo.

Por ser fiel a mí misma. Le pese a quién le pese. Aunque, en ocasiones, me pese incluso a mí.

Por haber aprendido que el tiempo no lo cura todo, ni se olvida a las personas que se han ido, sino que se aprende a vivir sin ellas. Y se sigue adelante.

Por ser consciente de la suerte que tengo. Y que otros no tienen.


Ojalá, si me leéis, os sintáis tan afortunados como yo. Pensadlo.

Ese es mi mejor deseo: disfrutad lo que tenéis ahora, porque es único e irrepetible. 

Mañana... nunca se sabe.





miércoles, 21 de diciembre de 2011

Nada

No me gustan estas fechas.

Tengo mis motivos.

Pero no quiero hablar de ellos.


Porque duelen.

Como clavos.

martes, 20 de diciembre de 2011

Regalo multifunción

Os presento al nuevo producto estrella de estas fiestas... 



El frasco se ha diseñado a partir de los 25cm del miembro viril del actor porno


El 5% de los beneficios de las ventas de la fragancia se destinarán a la lucha contra el sida


Aunque creo que se han dejado la 3ª característica, básica y obvia, que es: si no te gusta el olor del perfume, siempre te queda la utilidad del frasco.


Para ellos y/o para ellas.

Para la suegra.

Para una amiga.

Para un amigo.

Para tí.

Para todos.

Porque resulta que este perfume es unisex. Como el frasco.








viernes, 16 de diciembre de 2011

Yo me pido

Este año, voy a hacer la carta a los Reyes Majos muy anticipadamente, mira. Me acaba de dar el punto a raíz de una conversación con unos amigos por el ciberespacio. 

Hay quien quiere ser un mantenido, hay quien quiere ser millonaria. También una multimillonaria (¿alguien da más?). Vamos, lo que queremos todos y todas, ¿verdad? 

Pues mira, de igual forma que el año pasado hice una enooooorme lista que no sirvió de nada porque me quedé en blanco, pues este año, solamente voy a pedir un deseo. 



Queridos Reyes Majos...

- Yo me pido... ¡ estar rodeada de buenos amigos !

Ah, no, que eso ya lo tengo.

Pues...

- Yo me pido... ¡ disfrutar de la vida !

Ah, no, que eso ya lo hago.

Entonces...

- Yo me pido... ¡ conocer gente interesante !

Ah, no, que eso ya me pasa.

Finalmente...

- Yo me pido... ¡ estar a gusto conmigo misma !

Ah, no, que ya estoy en ello, e incluso a ratos hasta lo consigo.

Vaya, aún resultará que no necesito nada.

Mmm... ¡Pues que os den por culo a los tres!



Una confesión...

... pero solamente una: yo ERA una hortera.

Ahí lo dejo.

Ahora ya no lo soy. Lo he dejado. He abandonado mi extraña afición a los calcetines horrorosos. 

Hace años, encontraba divertido ir vestida de oscuro en plan chungo y llevar, bajo aquellas botacas, calcetines de colores. Vamos, como lo de no llevar ropa interior debajo del vestido, pero en plan inocente. No sé, me parecía gracioso.

Lo dejé de hacer en cuanto me encontré con una situación que requería que me quitara las botas, y tuve que hacerme la fetichista para que no se me viera el plumero y se fuera a la mierda el plan de la noche gracias a los colores que lucían mis pies.

Bien, pues de esta época han pasado muchos años. Muchos. Pero hoy que me he dedicado a ordenar - hace un par de posts ya comenté que me he puesto muy en serio a arreglar el piso - el cajón de los calcetines, he descubierto que todavía guardo algunos ejemplares de aquél entonces 'para emergencias':


Toma, toma y toma. Si es que me duelen los ojos de verlos todos juntos. 

Pues nada, ya están en una bolsa, plegaditos y preparaditos para quien los pueda necesitar. Yo paso. No sea que un día me los ponga para ir en moto y cuando me la pegue, me muera, pero de vergüenza, en el hospital cuando me quiten las botas.

Bufff, me siento mejor ahora que lo he soltado.

Está bien esto de tirar cosas. Parece que tires pedacitos de tí que no te gustan. 

Mola, mola.

Y este fin de semana sigo con más cajones. 

Renovarse o morir.


Y hasta aquí mis confesiones confesables ;)

jueves, 15 de diciembre de 2011

El reflejo

Ven, mírate en el espejo.
¿Qué ves?
Fíjate bien.
Repasa tus rasgos.
Tu cara.
Tu melena, tus ojos grandes, tu nariz pequeña, tus labios finos, tus pómulos marcados, tu barbilla alargada, tus pequeñas orejas.
Tu cuerpo.
Tu cuello delgado, tus hombros rectos, tus pechos, tus costillas, tu pequeña cintura, tus anchas caderas, tus piernas.
Tus formas.
Sigue contemplándote.
No te estás mirando bien.
¿Qué ves?
Fíjate bien.
Solo es tu reflejo.
No eres tú.
¿Lo entiendes?
Ahora, pequeña, mírate hasta que desaparezca la imagen que ves...


...entonces, todo estará bien.



martes, 13 de diciembre de 2011

Simplificando

- ¿Por favor, me ayudas a quitarme el corsé?


- Por supuesto, solamente dime dónde guardas las tijeras...

lunes, 12 de diciembre de 2011

De vuelta a las andadas

Me siento bien. Vuelvo a estar serena, y no solamente en términos alcohólicos, que también. Estos días del puente de la putísima los he aprovechado para mí, básicamente. Y me ha ido genial.

No he estado muy sociable, lo sé, pero lo necesitaba. Tampoco es que me haya quedado recluida como una monja de clausura, ¿eh? He visto a algún amigo para dar una vuelta en moto, invité a una buena amiga a cenar y a liarla 'porqueNosotrasLoValemos' (y menuda noche más surrealista, qué risa), me pasé por casa de unos amigos a hacer cachondeo con la excusa del puto fuNGol, y, en realidad, poco más.

Eso sí, me lo he currado y le he dado la vuelta a mi mini-piso de Pin&Pon. Y qué a gusto me he quedado, oye. Me ha ido de perlas. Limpieza. De todo. Del piso y de mí. A fondo. Hasta el fondo.

Ahora está de fábula. Ha vuelto todo a su sitio. Está todo controlado otra vez. Lo que me sobraba o lo he roto o lo he tirado y yo me vuelvo a sentir estupenda de la muerte. Segura. Fuerte. Excéntrica a veces. Un punto alocada. Amiga de mis amigos. Impulsiva. Pasota. Chula. Cañera. Divertida. Un tanto rarita en general. Y con un lado oscuro,.. o dos.  

Así soy yo. Y punto. 

No hay más... ¡Ni menos!

¡Ah! Además, he aprovechado para montar mi particular 'anti-pesebre' :


Aunque en vivo y en directo mola más ;)

Así que,... damas, caballeros, señoras, señores, nenes, nenas, bichos raros y engendros varios que me leéis (aunque no entienda el porqué),... vuelvo a casa por navidad,... ñe ñe ñeeeee




viernes, 2 de diciembre de 2011

Cariño, o follamos o te demando


Pues claro que sí. Como debe ser. O tu marido te folla o te lo cobras de otra forma. Ya está bien.

Es que una ya no se puede casar tranquila, oye. Y eso que, por todos es sabido, que yo no soy mucho de eso de pasar por la vicaría, pero si lo haces, al menos que 'cumpla', digo yo.

A ver quién es la primera con un par de ovarios en denunciarlo en este santo país. 

Lástima que no lo supiera yo antes y que no diga nada de las parejas en pecado, porque yo me sé de alguno al que le hubiera fundido la cuenta corriente...

¿Dolor de cabeza, amor? Son 500 'pavos'.
¿Ah, que hoy estás cansado? Tranquilo, con 1000 euros tienes mi silencio.
¿Quieres ver el fútbol? No hay problema, la birra ha subido de precio, tres -cientos- cincuenta, cari.
¿Ya duermes? Perfecto, mañana te cojo la Visa.

Cómo hubiera molado. Me hubiera forrado.

Sí, sí, estas cosas también nos pasan a nosotras. La suerte es que tampoco es muy a menudo, pero ocurre, ocurre.

Y cómo jode.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Locura


Charlotte, como puede, sonríe pensando: 

"Uhmmm,... creo que elegí un mal día para dejar de esnifar pegamento."

(...al mismo tiempo que...)


Armas de Charlotte se consuela susurrando: 

"¡Buah! Suerte que tengo un cuerpo para el pecado, pero una mente para los negocios."



(...mientras...)

Charlotte como buen Aries, el octavo pasajero, grita: 


"¡Bishop, repite lo del cuchillo!"

(...cuando...)

Todas ellas, recostadas sobre un diván de terciopelo granate en la consulta del médico, preguntan al unísono: "¿Qué me pasa doctor?"



Y por la puerta irrumpen unos señores vestidos de blanco y con cara de pocos amigos con una camisa con las mangas atadas.


Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...