martes, 20 de marzo de 2012

Intensidad

Reír hasta que te duelan las costillas.
Gritar hasta quedarte sin voz.
Llorar hasta no tener más lágrimas que derramar.
Sentir una simple caricia hasta el alma.
Sufrir el vacío más absoluto dentro de tí.
Amar hasta morir.


¿O morir sin haber vivido?



3 comentarios:

  1. Amar hasta morir... que bonito! me encantan los momentos en los que me río hasta que me duelen las costillas! Ojalá me las rompiese todos los dias!
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Nadie muere sin haber vivido, sólo que hay vidas y vidas...

    1besico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy plenamente...

      Y de acuerdo, también lo estoy...

      Eliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...