miércoles, 6 de febrero de 2013

Visita inesperada

Hace un rato he recibido un whatsapp muy extraño. Era una 'amiga' que no lo es tanto porque no nos conocemos profundamente aunque nos caigamos bien. Pues imaginaos lo desesperada que tiene que estar para proponerme a mí irnos a emborrachar esta noche. Tela. És más, como que me ha pillado apalancadísima en casa y, ya lo he dicho, no somos tan amigas, le he contestado que todavía estoy resfriada y que no me va bien salir con el frío y el aire que hace. Pues ala, aquí estoy, esperándola con el primer cubata porque se me viene a casa. Como si yo fuera la gurú de las relaciones sentimentales. Si me han ido todas como el culo, así estoy de desquiciada. En fin, algo haremos, aunque sea dejar al sexo masculino a la altura del betún. Menuda noche. Menuda taja.

2 comentarios:

  1. Contundencia Charlotte, con-tun-den-cia...jajajaja.

    1besico!

    ResponderEliminar
  2. Ese es el problema, querer dejar al sexo masculino a la altura del betún. ¿No has pensado que sería mejor dejarlo a la altura de la entrepierna? A ver si el chaval se lo curra y al menos os llevais un cunnilingus en condiciones.

    ResponderEliminar

Quizás también te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...